Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Diego Maradona
Diego Maradona

ESPECTÁCULO

La familia de Diego Maradona rompió el silencio: «No hay consuelo. No hay palabras»

Una noticia que destrozó a millones de personas en todo el mundo.

Muy fuerte y demoledor. La familia de Diego Maradona rompió el silencio después de que el astro falleciera a los 60 años tras sufrir una insuficiencia cardíaca. Su sobrino, Chino Maradona, rompió el silencio en Nosotros a la mañana, el programa del Pollo Álvarez, donde se mostró destruido por la pérdida del ídolo de la Selección Argentina. «Lo miraba y deseaba que en un momento se despertara», manifestaron.

«Parecía que estaba durmiendo. Estoy muy dolido. Eso me deja muchos recuerdos del día a día, de prepararle un mate, el desayuno, lo que sea. Eso me queda para siempre en la memoria y mas allá de todo lo que me dio, me quedo con las cosas simples que le gustaban. Hablamos muy poco de lo que sucedió. Mi primo era de los más afectados porque estaba últimamente al lado de mi tío», señaló sobre Johnny.

«Nos abrazamos fuerte, lloramos y más adelante habrá tiempo para hablar de todo lo que pasó ayer. Fue un balde de agua fría». Asimismo, habló del distanciamiento que vivieron en estos últimos años. «La última vez que tuve contacto con mi tío fue en 2014. Pasaron muchos años. No voy a decir que me arrepiento porque era levantar el teléfono y hablar con él. Quizá fue una decisión mala en ese momento, pero fue decisión al fin, equivocada o no», sostuvo.

«Mi mujer siempre me dice que la vida es un segundo y no supe aprovecharlo. Estuve firme ahí, despidiéndolo, después de lo que me había pasado con mi abuelo no me iba a detener nada. Es una noticia que nos golpea muy fuerte, primero murió mi viejo y ahora mi tío. Es un año muy doloroso. Mis primas, Dalma y Giannina, están destruidas. No hay consuelo. No hay palabras», afirmó Chino Maradona.

Además, contó cómo fue que se enteró de la muerte de Diego. «Mi mujer me esperaba en la puerta, se puso a llorar y más o menos me explicó. Traté de mantener la calma y hablar con alguien que me dijera la verdad. Logré hablar con mi tía que me confirmó la noticia. La relación está bien con ellas, más allá de algunas cuestiones que pasaron en su momento. Mis primas están destruidas. No hay consuelo. No hay palabras. Y mi vieja está devastada, tratamos de contenerla, de estar a su lado, de estar encima. Anoche estuvo descompuesta casi todo el tiempo. La está golpeando duro este año a mi vieja, esta desgastada», señaló.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados