Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Vicky Xipolitakis
Vicky Xipolitakis

ESPECTÁCULO

«Le mandaba strippers a mi abuela»: la increíble anécdota de Vicky Xipolitakis

Vicky Xipolitakis reveló que de chica era muy traviesa. Llegó a mandarle strippers a su abuela. Así lo contó en «Cortá por Lozano».

Vicky Xipolitakis, al igual que Fede BalBoy Olmi, Sofía Pachano y varias estrellas más, es parte de «MasterChef Celebrity«. La griega tuvo que alejarse del concurso durante algunas semanas tras haber dado positivo por coronavirus, al igual que El Polaco y Germán Martitegui. Hace unas horas, Vicky pasó por «Cortá por Lozano» y contó cómo espera su regreso al programa.

Vicky comentó que no puede esperar para volver a la cocina de «MasterChef». Además, se defendió de las acusaciones de fraude en el concurso y habló de un tema en especial, su infancia. La producción consiguió varias fotos de la niñez de Vicky y ella contó una anécdota para cada una de las fotografías. Empezó diciendo: «Mi pobre angelito era un poroto al lado mío».

«Yo le mandaba strippers a mi abuela. Una noche le mandé uno antes de que se fuera a dormir. Quería que ella tuviera una diversión. Entonces llamé a un stripper. ¡Y no sabés lo que me pasó, Vero! Me mintió. Porque yo lo llamé por un diario. Y él me dijo que se llamaba Kevin y que era un negro caribeño divino», empezó contando la participante de «MasterChef Celebrity».

«Cuando llegó Kevin con una zunga, tipo mochila, me bailó el aserejé. Yo le dije que no era para mí, era para mi abuela. Pero cuando se sacó la ropa no era lo de la foto. No le pagué porque nos estafó», dijo la griega. «¡Claro! Era un estafa, tenía mecha corta», gritó Vero Lozano. «¡No! Por la mecha no, por el cuerpo. Solo bailaba el aserejé», dijo Xipolitakis.

«Además le llevó a la abuela una botella pensando que era una bebida linda pero era con lo que lavaba los pisos. Así que bueno, le mandamos un beso a Kevin. La abuela no entendió nada», dijo Vicky. Después de esta anécdota, la griega relató otra de sus historias de la infancia. «En mi casa había una tortuga que hibernaba y se metía toda para adentro», dijo.

«Yo me la confundí con un alfajor. Entonces la mordí al medio y se partió. Me hizo pis en la boca. Yo era tremenda, te juro. Era chiquita, no tenía conciencia. Así tengo mil historias. A mis primitos les di veneno para ratas pensando que eran caramelitos. Terminaron todos internados en el hospital. Te juro que era tremenda de chica», contó Vicky Xipolitakis.

Vicky Xipolitakis

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados