Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Berlin

MUNDO

Marcha «anti coronavirus» en Berlín termina en disturbios y con dos detenidos

La policía de Berlín dispersó a los manifestantes con cañones de agua por no respetar las medidas para apaciguar la circulación del coronavirus.

Miles de personas se congregaron en Berlín, la capital alemana, para protestar contra las nuevas políticas de confinamiento anunciadas por el gobierno de Alemania. El Poder Ejecutivo ya había anticipado ayer su preocupación por la propagación que podría tener el coronavirus al no respetar las medidas sanitarias, pero hoy esas advertencias se concretaron. Luego de que las autoridades observaran que muchos de los presentes no llevaban mascarilla, dispersaron la manifestación con cañones de agua.

Entre 5.000 y 10.000 personas se movilizaron hacia el corazón de la capital de Alemania, cerca de la puerta de Brandemburgo, según la agencia AFP. Todos ellos protestaban contra las nuevas medidas que se iban a tomar para apaciguar la propagación del coronavirus. Entre la multitud se podían observar pancartas donde se podía ver a políticos alemanes, incluida la canciller, vestidos como presos y con un letrero de «culpables».

El gobierno ya había anticipado que se exigía que para que se lleve a cabo, tendrían que respetar la distancia social, o el uso de mascarillas mínimamente. Pero no fue así. Cuando las autoridades policiacas observaron que gran parte de ellos, autodenominados «anti coronavirus», no las usaban, dispersaron a los movilizantes que se congregaban con cañones de agua.

Los manifestantes también respondieron lanzando piedras y petardos a la policía, lo que provocó aún más disturbios en la situación. Según un twit publicado por la policía, finalmente fueron 200 personas las que terminaron detenidas. Llegando la noche, la movilización se dispersó progresivamente, dejando las calles berlinesas vacías y sin protestantes.

Esta manifestación ocurre luego de que las dos cámaras del parlamento adoptaron el miércoles una reforma que inscribe en la ley nacional una serie de medidas contra la propagación del virus, como el respeto al distanciamiento social o el uso de la mascarilla. Pero, claro, no son las primeras medidas que se toman con el fin de apaciguar la circulación del virus, y no son las primeras protestas contra ésto. A fines de agosto, otra manifestación reunió en Berlín a unas 22.000 personas, un centenar de los cuales intentaron forzar las barreras de seguridad y trataron de llegar a las escalinatas frente a la cámara de diputados.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados