Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Diego Maradona

POLÍTICA

Muerte de Diego Armando Maradona: una radiografía de las primeras 48 horas sin el ídolo nacional

Con tristeza y orgullo, la sociedad despidió al astro del fútbol en un velatorio público en Casa Rosada, donde lamentablemente no todos pudieron ingresar y se ocasionaron incidentes.

El 25 de noviembre de 2020 no fue ni será una fecha más, sino que quedará en la historia de todos los argentinos y de gran parte del mundo ya que se fue nada más ni nada menos que Diego Armando Maradona, el mejor futbolista de todos los tiempos, el autor del considerado el mejor gol de la historia. A sus 60 años, el astro del fútbol dijo adiós por un paro cardiorrespiratorio mientras se alojaba en una vivienda de un barrio cerrado de Tigre.

La noticia que nadie quería que llegara, llegó a las 13:00, aunque horas después de la confirmación se la fiscal declaró que el deceso de Maradona se dio aproximadamente una hora antes. A partir de ese momento, la conmoción fue enorme a nivel nacional y mundial, y desde la cúpula gubernamental argentina no tardaron en difundirse las sensaciones, entre ellas la del presidente Alberto Fernández y la de la vicepresidenta Cristina Kirchner.

“Nos llevaste a lo más alto del mundo. Nos hiciste inmensamente felices. Fuiste el más grande de todos. Gracias por haber existido, Diego. Te vamos a extrañar toda la vida”, afirmó el mandatario, en tanto que la presidenta del Senado dijo: “Mucha tristeza… Mucha. Se fue un grande. Hasta siempre Diego, te queremos mucho. Enorme abrazo a sus familiares y seres queridos”.

De esta forma, comenzó el operativo velatorio. De antemano, el Presidente había declarado públicamente que iba a poner a disposición cualquier sede del Estado para albergar un evento de esta magnitud. Si bien también se habían rumoreado los estadios de Boca Juniors y de Argentinos Juniors, el lugar elegido fue la Casa Rosada. A todo esto, el cuerpo de exfutbolista fue sometido en horas de la tarde a la autopsia en el Hospital Petrona Cordero de Vicente López.

Llegando a la noche, los restos del ‘10’ arribaron a una cochería de La Paternal para ser despedido por sus más íntimos, y luego de ello, ser derivados a la Casa de Gobierno, donde asistirían durante la madrugada excompañeros y campeones del mundo y personalidades destacadas de su vida, entre otros. Cerca de la medianoche, desde Presidencia habían confirmado que la despedida a Maradona se iba a extender de 6:00 a 16:00 por pedido de la familia.

Cabe destacar que a partir de las 14:00 horas ya había admiradores y aficionados al fútbol congregados en el Obelisco recordando al ídolo con cánticos alusivos a su figura, y desde las 18:00 la cantidad de gente se acrecentó por la convocatoria de la Iglesia Maradoniana, entidad que funciona como una deidad hacia Diego Maradona. Asimismo, por la noche se lo homenajeó con distintos monumentos -el Cabildo, el Planetario, entre otros- luciendo una fachada albiceleste y estadios del fútbol argentino con luces encendidas.

La jornada del jueves comenzó bien temprano con largas filas que se extendían a lo largo de la Plaza de Mayo, pero con un orden acorde al contexto actual de pandemia que estamos atravesando. Si bien no se cumplió el distanciamiento social recomendado, los recaudos necesarios se estaban tomando. Por la mañana, el jefe de la Nación se hizo presente con su esposa, Fabiola Yañez.

Sin embargo, a partir de las 15:00 horas todo cambió. La cantidad de personas fue máxima, pues se esperaban un millón de asistentes. La fila llegó a extenderse desde el barrio porteño de Constitución, a la altura de la Autopista 25 de Mayo hasta la sede presidencial. Y el cierre del velorio estaba programado para las 16:00.

Es entonces que la desesperación se activó en aquellos que preveían que no iban a llegar a despedir a Maradona y se produjeron incidentes tanto en 9 de Julio como en la propia Casa Rosada. Corridas, balazos de goma, gente trepada a las rejas de la sede gubernamental. Incluso gas lacrimógeno ingresó a las instalaciones de la Rosada, se cayó y rompió el busto de Hipólito Yrigoyen, y el féretro fue corrido de habitación porque el clima estaba bastante tenso. La organización decidió cerrar momentáneamente las puertas. En tanto, apareció para despedir a Diego Cristina Kirchner, quien, además, se reencontró con el Presidente luego de dos meses.

Minutos después, el Gobierno anunció la prórroga del velatorio hasta las 19:00, pero la situación se tornó incontrolable, y, según se informó oficialmente, por decisión de la familia de Maradona, se suspendió el velatorio y se decidió continuar con el cortejo fúnebre hacia el cementerio de Bella Vista, donde lo esperaban sus padres, ‘Doña tota’ y ‘Don Diego’.

Apenas pasadas las 17:00, el coche fúnebre salió escoltado de múltiples motos de la Policía y de Gendarmería. Fueron por Paseo Colón hasta el ingreso de la Autopista 25 de Mayo y hasta allí, seguido por los rodados policiales, pero también por particulares que se las ingeniaron para escoltar a los vehículos y también para instalarse en los costados de la autopista.

Cerca de las 19:00, el cortejo arribó al cementerio de Bella Vista, demorado por un error en el camino –se equivocaron de salida–, lo que además generó una gran congestión de tránsito. Dentro del jardín de paz ya esperaban sus familiares y más íntimos allegados, donde se realizó el adiós definitivo a uno de los ídolos más grandes de la Argentina, que ya descansa en paz con sus queridos padres.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados