Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Signorini
Signorini habló de Maradona.

BOCA JUNIORS

«No es necesario saber mucho para darse cuenta»: fuerte mensaje de Signorini para el entorno de Maradona

El histórico preparador físico habló de la actualidad del ídolo.

La salud de Diego Armando Maradona preocupa a todo el país y Fernando Signorini es uno de los primeros afectados por la situación. Él fue su histórico preparador físico y vivió muchos momentos junto al ídolo de Boca y la Selección Argentina. Por eso quiere verlo bien y soltó un fuerte mensaje sobre la actualidad del «Pelusa», que fue operado hace algunos días y ahora se recupera en una casa de Nordelta.

«Lo primero que sentí fue una angustia bárbara, como la he sentido tantas veces, cuando vi la manipulación hacia Diego. Creo que lo que pasó el otro día, en la cancha de Gimnasia, fue más de lo mismo», manifestó en una conversación con el Diario As. «Todavía me estoy preguntando las razones por las que lo expusieron de esa manera. El deterioro ese día era muy visible, no es necesario saber mucho del tema para darse cuenta», agregó.

¿Qué pasa con el famoso entorno de Diego? ¿Realmente está protegido? «No quiero caer en el error o en la deshonestidad de abrir juicio de valor sobre personas que no conozco. Pero lo que vi el otro día no me gustó para nada. No se puede seguir con ese argumento de hacerse socio de sus errores», respondió Signorini. Y afirmó: «Diego tiene falencias, como cualquiera, pero tienen que decirle que no. Y si no le quieren decir que no, ¡que se vayan!».

La posibilidad de volver a verlo

«¿Cuántas veces Doña Tota y Don Diego le habrán dicho que no a algo? Y a ellos no los iba a correr. Diego, con la muerte de sus padres, se quedó sin ese palenque en donde apoyarse. Ahora, los palenques que tiene parecen no tener la suficiente fortaleza para soportar la arena movediza», siguió Fernando. Y opinó: «Diego le tiene que dar gracias a Maradona por los servicios prestados pero pedirle que lo deje tranquilo, ya está. Y, por supuesto, acercarse a sus hijos e hijas, que sí lo van a poder ayudar».

Por último, Signorini habló de la posibilidad de poder volver a verlo cuando se recupere del todo y se emocionó. «Me gustaría juntarme con él solo, pero no tanto para hablar sino para escucharlo. Porque debe tener tantos gritos para gritar y tantos llantos para llorar… Y cuando se vacíe, sí, ponerle una mano en el hombro y salir a caminar un rato. De solo pensarlo, me aletea el alma de alegría», sentenció el profe.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados