Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Líbano

MUNDO

«Que cocinen»: descontento con un ministro del Líbano por declaraciones sexistas

El ministro del Interior del Líbano despertó la ira de la sociedad luego de sus dichos.

El aumento de los casos positivos de coronavirus en el Líbano llevó a que el gobierno tenga que implementar un confinamiento en el país para pode luchar contra el Covid-19. Desde el sábado y por las próximas dos semanas habrán medidas más estrictas, entre ellas la prohibición de las entregas de comida a domicilio. Ante esta situación el ministro del Interior realizó unas desafortunadas declaraciones.

El aislamiento en el Líbano prohibió la entrega de comida a domicilio los domingos, una curiosa medida, a la que el ministro del Interior acompañó de unos dichos sexistas. «Que las mujeres cocinen un poco», lanzó Mohamed Fahmi, miembro del gobierno interino libanés que dimitió tras la explosión de Beirut de principios de agosto y que no tiene, de momento, sustitutos, a la pregunta de una periodista, según AFP.

Las repercusiones no tardaron en aparecer y las redes sociales estallaron bajo la etiqueta: No cocinaré el domingo. «El sexismo provoca una profunda represión y la discriminación de las mujeres, y es vergonzoso que los líderes nacionales mantengan estas desigualdades», comentó Carmen Geha, una profesora de universidad. Además, agregó: «Estaré encantada de cocinar todos los días que se recojan y reciclen las basuras», ironizando en referencia a la degradación de los servicios públicos.

Algunos hombres también se sumaron a la movida y publicaron sus fotos encendiendo el horno, con la etiqueta: Fahmi challenge. «Perdóneme, honorable ministro, por haber cocinado hoy para mis hijos», escribió en Facebook un usuario que comentó ser divorciado y que se encarga él solo de sus hijos, junto a una foto de dos adolescentes.

Desde el inicio de la pandemia de Covid-19, Líbano registró 105.430 casos y 817 decesos. En octubre de 2019, Líbano vivió una revuelta popular sin precedentes contra la clase política, considerada a menudo como corrupta y desconectada de los problemas del país. La rabia de la calle se agravó con la brutal crisis económica del país y la devastadora explosión del 4 de agosto en el puerto de Beirut que causó más de 200 muertos y apuntó toda la responsabilidad al mal gobierno y la negligencia de los políticos.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados