Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Telefe
Telefe

ESPECTÁCULO

“Qué van a hacer cuando yo no esté, qué va a ser de ellas”: el drama de una reconocida actriz de Telefe

Decidió dar a conocer su preocupación.

Muy fuerte. Así se vivió el relato que dejó en las últimas horas una de las actrices más reconocidas de los medios de comunicación en nuestro país, que ha brillado en Telefe. Se trata nada más y nada menos que de Inés Estévez, quien en Agarrate Catalina, el programa de Catalina Dlugi, donde habló de la situación que está viviendo con sus hijas, Cielo y Vida, mostrando su preocupación por el futuro de las pequeñas que comparte con Fabián Vena.

«Yo no sé si les estoy preparando un mundo mejor. Al menos estoy intentando colaborar con gente que está en el tema, dar a conocer una realidad que un gran porcentaje de la población ignora», manifestó. “No voy a poder dejarles un mundo mejor y tengo dos hijas con un grado de discapacidad. Mi desesperación es qué van a hacer cuando yo no esté, qué va a ser de ellas”, señaló la artista.

“La más chica es una nena que va a ser una nena siempre. En principio no va a tener autonomía, no es una persona que pueda decidir lo que quiere comer. Estoy yo tratando de ver, tanteando, observando, qué puede querer. Es una gran problemática para los padres que tenemos hijos con discapacidad», señaló Inés Estevez dando a conocer uno de sus mayores temores como madre.

Además, en los últimos días también brindó una entrevista con el programa de Canal Nueve “Quedate”, donde contó cómo vivió el coronavirus que la afectó tanto a ella como a sus hijas. “Llegaron de lo del papá con unos síntomas medio raros. Como la más chica no puede hablar, era difícil saber qué es lo que tenía. No sabemos cómo nos contagiamos, pero me parece que Cielito vino de allá en ese estado”, contó.

“No comía y lloriqueaba. Se lo contagiamos al pediatra también y a la noche siguiente o dos días más tarde, empecé yo a tener una voz rara y fiebre. Cielito necesita permanentemente asistencia y necesitás más de dos brazos para contener a las dos. La que tuvo un cuadro gripal heavy, con febrícula y un estado de debilidad general fui yo. No pude guardar cama. Fue duro ocuparme de ellas en ese estado. La más grande no tuvo ningún síntoma y la más chica estuvo un poco decaída, con los ojos hinchados. Una vez que les dieron de alta y las pude mandar a lo del papá, pude comenzar mi recuperación”, afirmó.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados