Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Ruggeri

DEPORTES

Ruggeri no aguantó más, se sacó al aire y lo contó después de muchos años: «Los voy a meter presos a todos»

El Cabezón lanzó una tremenda bomba al aire y expuso la corrupción dirigencial en el fútbol argentino.

Oscar Ruggeri es un verdadero personaje como panelista del programa ESPN F90 conducido por el Pollo Vignolo. El cabezón, dueño de las mejores anécdotas del fútbol argentino, lanzó una tremenda bomba al aire, con una gran historia de cuando era técnico de San Lorenzo de Almagro. En aquel momento, la situación dirigencial del club de Boedo era muy mala, y el campeón del mundo en México 1986 fue una víctima más.

La anécdota del Cabezón se centra en su relación con Carlos Pochinski, exdueño de una cadena de supermercados y fanático del Ciclón. «Tenemos a los pibes de la pensión, me podés dar la comida, necesito desayuno, almuerzo y cena», confió Ruggeri que le pidió al dueño del supermercado. «Haceme una lista de lo que necesitás y vas a tener todo gratis, soy de San Lorenzo», le respondieron al exdefensor.

«Llego al club le digo a los dirigentes ‘tenemos la comida toda gratis para los pibes'», sentenció Ruggeri. Sin embargo, la buena movida de Oscar para con los juveniles y acto de amor con San Lorenzo, le cayó muy mal a los dirigentes, que al parecer tenían su quiosco. «Casi me echan, me dijeron no te metás en todo, eso lo está manejando un dirigente que tenemos acá», continuó el ex Real Madrid.

«Hubo reunión de Comisión Directiva por esto. Cero te sale, es gratis, el tipo es fanático de San Lorenzo», aseguró Ruggeri. «Miren, les voy a decir algo, si me echan por esto los voy a encanar a todos, porque hay un dirigente de San Lorenzo que compra la comida y se lleva la guita», denunció. «Los voy a meter presos a todos», sentenció Ruggeri que dejó con la boca abierta a todos sus compañeros.

Fuertes declaraciones

«Que el que compra la comida, agarre otro puestito, ese no me saludo más. Y quieras o no ese te va trabajando por atrás. Lo mismo pasa con la ropa, llegás al entrenamiento y hay dirigentes con el buzo nuevo. Los clubes son un quiosquerío, y si no lo manejás se arman estos despelotes», aseveró Oscar Ruggeri. «Estamos muy mal, todavía no salimos de esto», culminó.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados