Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Coronavirus

MUNDO

El coronavirus en la Franja de Gaza y Cisjordania

La «falta de material» provocó que no se puedan realizar los testeos necesarios «para salvar las vidas de los ciudadanos».

Mientras en algunos países la crisis provocada por el coronavirus se ve reflejada en las estadísticas oficiales, donde anuncian miles de casos positivos, otros gobiernos no tienen la capacidad de testear y muestran la debilidad en cuanto a infraestructura. El movimiento islamista Hamás, que gobierna la Franja de Gaza, anunció el lunes no poder llevar a cabo pruebas de diagnóstico del Covid-19 por la falta de material, en momentos en que aumentan los contagios en los territorios palestinos.

Según destacó AFP, el Ministerio de Sanidad del enclave palestino solicitó actuar urgentemente «a fin de proporcionar el equipamiento necesario» para diagnosticar a la población, afirmando que el único laboratorio de la zona que puede analizar las muestras de coronavirus, no funcionaba por «falta de material». Conforme indicó Bassem Naim, dirigente de Hamás y antiguo ministro de Sanidad, la autoridades realizan normalmente «entre 2.500 y 3.000 test al día, con un coste de entre 75.000 y 100.000 dólares (62.000-82.000 euros)».

«Se necesitan medidas urgentes para salvar las vidas de los ciudadanos de Gaza y contener la crisis» sanitaria, afirmó a AFP. Bajo bloqueo israelí, la pequeña y superpoblada franja de tierra, no había registrado hasta mediados de agosto más que un centenar de casos de contaminación. Pero en las dos últimas semanas la situación sanitaria se ha degradado.

Hamás anunció el jueves un confinamiento total los fines de semanas, desde el 11 de diciembre hasta final de año, acompañado del cierre de escuelas, universidades, parques infantiles y mezquitas. En los territorios ocupados de Cisjordania, el gobierno anunció la vuelta al confinamiento general para cuatro de sus 11 provincias, a partir del jueves y durante una semana, según indicó el primer ministro palestino, Mohamed Shtayé.

«Todas las actividades comerciales y servicios cerrarán, salvo las farmacias, panaderías y supermercados», precisó. Esta decisión acompaña al toque de queda que impera los fines de semana y por la noche desde hace dos semanas para frenar una preocupante propagación del virus. En Cisjordania, el Ministerio palestino de Sanidad registró más de 74.160 personas contagiadas y cerca de 700 muertos. En Gaza, oficialmente se estima en 25.600 los enfermos y 150 fallecidos.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados