Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Ariel Ortega

DEPORTES

«Fue el momento más duro de mi vida»: la cruda y devastadora confesión de Ariel Ortega que hizo llorar a todos

La desgarradora revelación del ídolo de River que conmocionó a todo el fútbol argentino.

Es imposible hablar de River y no asociar a Ariel Ortega con uno de los máximos ídolos de la historia del club, ni con las máximas alegrías del club millonario. Pero claro, la jerarquía y la grandeza del Burrito lo llevó a relacionarlo también directamente a la Selección argentina, en la que jugó tres mundiales y pasó absolutamente de todo.

Tampoco es correcto nombrar a uno de los referentes más importantes de la vida riverplatense sin vincularlo estrechamente con Marcelo Bielsa. Según él, una persona de suma influencia en su vida, para formarse como jugador y ser humano. Y sobre esto habló el exfutbolista del conjunto de Núñez, quien relató uno de los momentos más difíciles de su carrera.

A Orteguita le quedó grabado a fuego el momento en el que el Loco no pudo más y se quebró desconsoladamente tras quedar eliminado del mundial 2002. «Terminó el partido (con Suecia) y me fui rápido al vestuario. Escuché a una persona que estaba llorando y vi que era Marcelo. Me agarró un dolor en el pecho de tristeza, de impotencia por no poder haber hecho algo más para que el equipo ganara», relató en TyC Sports.

El Burrito confesó lo que pasó ni bien se encontró con esa situación. «Lo miré y no sé si lo abracé o me puse a llorar con él. Fue uno de los momentos más duros que pasé en el fútbol y en la vida. Bielsa fue el mejor técnico de mi carrera. Me agarró en una época ya de grande, pero me hubiese encantado tenerlo de más joven. Hubiese aprendido más cosas y sin dudas, hubiese sido mejor jugador», reconoció.

Por su parte, Ariel Ortega reveló cuál fue el mejor partido en su extensa trayectoria como jugador. «(Contra Inglaterra en el mundial de 1998) Jugué el mejor tiempo de mi vida, como lo hice en mi barrio. Tiré tres o cuatro caños que fueron impresionantes. Si hubiese hecho un gol, hubiera sido el mejor partido de mi vida. Tenía 25 o 26 años y quería jugar al fútbol, divertirme. Y más contra Inglaterra en un Mundial», cerró.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados