Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Moderna

MUNDO

Un empleado dañó intencionadamente 500 dosis de la vacuna de Moderna en Estados Unidos

El incidente ocurrió el fin de semana cuando un trabajador retiró las dosis de un refrigerador por decisión propia.

En Estados Unidos, ocurrió un lamentable hecho debido a que unas 500 dosis de la vacuna contra el coronavirus del laboratorio estadounidense Moderna tuvieron que ser desechadas. El motivo, según fuentes oficiales, fue que no se refrigeraron debidamente y que, al parecer, fueron estropeadas deliberadamente por un empleado de un centro de salud de la ciudad de Milwaukee.

Según informó el periódico Daily Mail, el episodio ocurrió durante el pasado fin de semana y, ante esta situación, los responsables del Aurora Medical Center comenzaron a investigar lo sucedido y concluyeron que un empleado retiró las vacunas por la noche por decisión propia sin que hubiese recibido ninguna instrucción.

«A principios de esta semana, nos enteramos de que se retiraron 57 cajas -cada una con 10 dosis- de la vacuna de Moderna de un refrigerador del Aurora Medical Center – Grafton durante la noche, lo que resultó en más de 500 dosis de vacuna que se desecharon», explicó un portavoz del centro médico. Asimismo añadió: «Inmediatamente lanzamos una investigación interna y se nos hizo creer que esto fue causado por un error humano involuntario. La persona en cuestión reconoció que retiró intencionalmente la vacuna de la refrigeración».

Los responsables del centro de salud notificaron lo sucedido a las autoridades competentes y lamentaron lo ocurrido: «Seguimos creyendo que la vacunación es nuestra manera de salir de la pandemia. Estamos más que decepcionados de que las acciones de este individuo provoquen un retraso en la vacunación de más de 500 personas». Por el momento, la declaración continúa diciendo que el incidente está siendo investigado por el FBI y la Administración de Drogas y Alimentos (FDA).

Ambas vacunas aprobadas por el gobierno estadounidense, una fabricada por Moderna y la otra por Pfizer, requieren condiciones estrictas de almacenamiento en frío para preservar su eficacia. A temperatura ambiente, las dosis fabricadas por Moderna pueden durar hasta 12 horas, por ejemplo. Asimismo, los dos fármacos tienen un suministro limitado y actualmente se administran primero a los trabajadores de atención médica de primera línea.



El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados