Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Estados Unidos

MUNDO

Autoridades de Estados Unidos solicitan nuevas leyes para combatir a los «terroristas domésticos»

El responsable de la lucha antiterrorista de Nueva York, John Miller, brindó contundentes declaraciones tras el asalto al Capitolio.

Los disturbios en el Capitolio, sin lugar a dudas, aumentaron la tensión política y social en Estados Unidos. Por este motivo, se abrieron investigaciones sobre las posibles causas del asalto perpetrado el pasado 6 de enero, en el cual los protagonistas fueron los seguidores de Donald Trump. En este contexto, el jefe de Inteligencia y Antiterrorismo de la Policía de Nueva York, John Miller, aseveró que el país necesita nuevas leyes frente a la amenaza que representan los extremistas y los «terroristas domésticos».

«No tenemos leyes contra el terrorismo doméstico comparables con las que tenemos contra el terrorismo internacional», lamentó John Miller durante una conferencia de prensa recogida por el Intra News. Hasta ahora, afirmó, «los estadounidenses hemos sido muy reticentes (…) a interrumpir actividades protegidas por la Constitución. Pero yo creo que debemos examinar de nuevo esta cuestión para los grupos que operan en Estados Unidos (…) con la idea de derribar un gobierno por la violencia».

«No debería haber una larga lista de estatutos federales a la que tengamos que recurrir para averiguar cuál puede ajustarse a un delito individual. Debería haber un estatuto global que cubra las organizaciones de terrorismo doméstico», argumentó Miller. «Quienes consideraban que no era una buena idea hace dos semanas, deberían reflexionar probablemente de nuevo ahora», añadió.

Para luchar contra las amenazas de Al Qaida o del grupo Estado Islámico, catalogados como «organización terrorista extranjera», las leyes estadounidenses autorizan a las fuerzas del orden a procesar a cualquiera que les aporte el mínimo apoyo material. Un estadounidense puede así ser enjuiciado si discute en un foro del grupo Estado Islámico, pero no si interacciona con un grupo neonazi situado en Estados Unidos, aunque esté construyéndose un arsenal.

Nuevo documento judicial

Esta semana un nuevo documento judicial sugirió que los simpatizantes del mandatario republicano que irrumpieron en la sede del Congreso pretendían «capturar y asesinar a funcionarios electos». Con esta acusación los abogados del Departamento de Justicia buscan la detención de Jacob Chansley, el chamán de las teorías conspirativas de QAnon que entró en el Capitolio con el torso desnudo y con unos cuernos en la cabeza. 

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados