Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
abuso sexual

SOCIEDAD

Buscan determinar si Claudio Tinari, acusado de abuso sexual, tiró su celular al mar para ocultar evidencia

Además, el empresario está siendo investigado por «promoción y facilitación de la prostitucion» y «posible trata de personas».

La Justicia investiga si Claudio Tinari, el empresario acusado de haber abusado sexualmente de una empleada que trabaja en uno de los emprendimientos gastronómicos que tiene en la localidad balnearia de Pinamar, tiró al mar uno de sus celulares, un Iphone de color amarillo, con el objetivo de deshacerse de evidencia que pudiera comprometerlo en la causa.

En paralelo, acorde con Télam, los pesquisas evalúan pedir la ampliación de la detención del empresario por los delitos de «promoción y facilitación de la prostitución» y «posible trata laboral», acusaciones que están siendo abordadas en un expediente aparte de aquel en el que se investiga el supuesto abuso sexual.

Acorde con la información que ciertas fuentes judiciales le trasmitieron a la agencia de noticias, el fiscal, Juan Pablo Calderon perteneciente a la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 de Pinamar y quien tiene a su cargo la causa por el presunto abuso sexual, busca verificar si Tinari arrojó su celular al mar para ocultar información en su contra. Según consta en la causa, un empleado aseguró que el empresario se deshizo de su teléfono tirándolo al agua.

La Justicia había requerido ese teléfono celular, pero luego de allanar tres propiedades del empresario no lograron encontarlo. Por lo tanto, la hipótesis que se maneja, según Télam, es que el día anterior a su detención, Tinari tiró el teléfono al mar con el fin de «ocultar pruebas» en las dos causas en las que se encuentra acusado. Al mismo tiempo, ya pudieron incautar dos computadoras y un celular Motorola, pero acorde con lo adelantado, no pertenecerían al empresario.

«El imputado no sabía que estaba investigado en paralelo por el delito de promoción de la prostitución y posible trata laboral. El celular debería tener chats, fotos, audios y videos que servirían para la causa y que lo comprometerían» precisó una fuente a Télam mientras que otra añadió: «Una vez que estén las pericias estaría todo dispuesto para pedir la prisión preventiva y elevar la causa a juicio».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados