Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
YPF

POLÍTICA

Diputados de la UCR denunciaron al kirchnerismo por el «desmanejo» de YPF

El legislador radical, Gustavo Menna, manifestó que «una vez más el kirchnerismo está destruyendo YPF».

Ante la reciente renuncia de Guillermo Nielsen al frente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), y que probablemente su sucesor sea el diputado del Frente de Todos, el santacruceño Pablo González, de relación cercana a Cristina Kirchner, varios diputados de la UCR manifestaron su disconformidad. Por eso, presentaron una denuncia por «desmanejo» ante el Poder Ejecutivo para que se presente un informe sobre la situación financiera de la compañía.

Con el pretexto de que YPF se encamina hacia un «default corporativo», los diputados de la UCR, Jimena Latorre y Gustavo Menna, presentaron un pedido de informes al Poder Ejecutivo Nacional y al directorio de YPF, según destacaron a través de Twitter. Así, Latorre destacó que, «en este complejo contexto, la puja de poder que muestra el Frente de Todos está muy lejos de mostrar una solución que defienda el futuro de la empresa y los fondos actuales y futuros de los argentinos».

La diputada señaló que «esa puja parece ganarla una Cámpora cuya única ambición son los cargos, la caja y el aparato dirigido a las próximas elecciones. Muestra de ello es la salida de Nielsen y la conquista de la presidencia no conformes con la gerencia de YPF«. Además, apuntó contra Alberto Fernández: «Amenaza con una nueva edición del desmanejo que afecto a YPF entre el 2012-2015 y augura un panorama de endeudamiento para los argentinos del que deben rendir cuentas ante el Congreso de la Nación».

Por su parte, el legislador de la UCR, Gustavo Menna, manifestó que «una vez más el kirchnerismo está destruyendo YPF«. Así, explicó que, cuando era ministro de Economía de Cristina Kirchner, «(Axel) Kicillof pagó 5.000 millones de dólares por la expropiación del 51% de la compañía (10.000 millones de dólares si se computa el costo financiero de los títulos de deuda que emitió para pagarle a Repsol). Ahora toda la empresa vale 1.500 millones de dólares y tiene deudas por más de 8.207 millones de dólares».

«Todo indica que YPF se encuentra en una encrucijada donde la combinación de precios administrados a la baja, decadencia productiva solo reversible a partir de inversión en explotación y exploración, la consecuente caída de ingresos y de flujo de fondos propio y la pesada carga de una deuda que no generó capacidad de repago, ponen a YPF rumbo a un posible default corporativo», concluyó el diputado radical.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados