Eduardo Feinmann decidió dar la noticia más dura de todas: «Más»

Una vez más en el ojo de la tormenta.