Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Reina Isabel II

CELEBRITIES

El secreto oscuro que la Reina Isabel II no quería que supieras: intento de violación de un miembro de su familia

El hecho ocurrió en el hogar de la infancia de la Reina Madre.

La Reina Isabel II, de 94 años, siempre ha tratado de vender a su familia real de intachable, pero no ha podido esconder, por más que quiera, los escándalos que han protagonizado varios de ellos. Recientemente, se dio a conocer que el primo de Su Majestad, Simon Bowes-Lyon, de 34, cometió un intento de violación. Por más vínculos que se tengan con la monarca, la justicia británica no deja de seguir los casos.

El hombre en cuestión trató de abusar de una mujer después de irrumpir en su habitación y manosearla. Según los informes, Bowes-Lyon se dirigió al dormitorio de la fémina, de unos 20 años, mientras ella dormía durante un evento que estaba organizando en su casa ancestral Glamis Castle, en Escocia. Él le habría dicho que quería tener una aventura con ella mientras le levantaba el camisón y la agarraba de manera inapropiada.

El primo de la Reina llamó a su víctima una «persona grosera, mala, mala y horrible», mientras le gritaba que ella no podía decirle qué hacer en su propia casa. Luego de retirarse de la habitación, después de que la víctima finalmente lo echara, intentó volver. Estaba bajo los efectos del alcohol. El hecho ocurrió el 13 de febrero de 2020, pero esta semana, Bowes-Lyon admitió un cargo de agresión sexual en el Tribunal de la Corona de Dundee.

Enfrenta hasta cinco años de prisión por el delito, informó The Sun. Sin embargo, recibió la libertad bajo fianza y fue incluido en el registro de delincuentes sexuales ya que su sentencia fue aplazada para los informes. El pariente de la Reina Isabel II admitió haber empujado a su víctima sobre una cama, agarrándola íntimamente y tratando repetidamente de quitarle el camisón. Luego de contar su versión, pidió disculpas al salir de la corte.

Él dijo: «Estoy muy avergonzado de mis acciones que han causado tanta angustia a un invitado en mi casa. Claramente había bebido en exceso la noche del incidente. Como alguien que es muy consciente del daño que puede causar el alcohol, debería haberlo sabido mejor. Reconozco, en cualquier caso, que el alcohol no es excusa para mi comportamiento. No pensé que fuera capaz de comportarme como lo hice, pero tuve que afrontarlo y asumir la responsabilidad».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados