Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
turismo catamarca

VIDA & ESTILO

El turismo gastronómico una veta desconocida de Catamarca

A lo largo y a lo ancho de la provincia locales de comidas típicas invitan a los visitantes a probar platos únicos que sólo podrán disfrutar en estas tierras.

(Por Diego Nofal) Hace unos meses en esta misma columna hablamos un poco de la gastronomía como uno de los secretos del turismo en Catamarca. Un extraño legado de los pueblos originarios y los inmigrantes que llegaron hasta esta zona. Les contamos en aquella columna del jigote, un plato único de esta provincia. Pero, injustamente dejamos afuera muchas de las delicias, tanto de bebidas y comidas que podrán probar en su visita a esta provincia.

Para agregarle sazón a esta columna, hemos decidido invitarlos, en el párrafo final a probar uno de los platos menos difundidos de la gastronomía norteña y que en Catamarca se conserva con su receta original. Pero además queremos hacer un breve repaso de lo que puede encontrar en los restaurantes y ferias de la capital y el interior provincial. Comer en la provincia le mostrará lo más auténtico de la gente que nació y creció en esta tierra de montañas y valles.

La limitación del espacio en los medios me obliga a hacer una lista, no taxativa de las delicias que podrá degustar en este rincón del noroeste argentino. Algo que encontrará en cualquier restaurante de comida regional son los tamales hechos con harina de maíz y carne de la cara de la vaca o el cerdo. Sé que parece una fantasía de Hannibal Lecter, pero es esa la receta tradicional que se cocina en las peñas y que enseñaron con paciencia nuestras abuelas.

La empanada catamarqueña, tiene recetas que ninguna otra en el país lleva, tiene carne cortada con cuchillo, cebolla, grasa de pella, sal, pimienta, ají molido y algo que es propio del lugar como las pasas de uva sin semilla y las aceitunas verdes picadas. Para bajar la comida, si logra encontrar en alguna plaza o restaurante tradicional, no deje de probar la aloja, una suerte de cerveza de algarroba blanca, la añapa que es el jugo de algarroba blanca o negra molida con agua y azúcar y el arrope, un refrescante jugo de uva y tuna que, en algunos casos, se prepara con chañar o mistol.

Pero sin dudas, la vedette norteña es la chanfaina. Tal vez saber como se prepara lo hag dudar de su consumo, pero le aseguro es un manjar que no podrá dejar de comer. Una vieja receta dice que este plato se elabora hirviendo los menuditos de cordero o chivito en agua y sangre del mismo animal con sal; una vez cocidos, se los pica finamente. Aparte se fríe, en grasa, cebolla y tomate picado; se le agrega pimentón; y en esta fritura se echan los menuditos; se agrega sal gruesa, pimienta molida, orégano, una hojita de laurel y un cucharón de caldo, y se deja cocer una media hora. Al tiempo de sacarlo, se le agrega un poco de pan molido o harina para engrosarla.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados