Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Joe Biden

MUNDO

En sus primeras horas de mandato, Joe Biden da un vuelco a políticas migratorias de Donald Trump

El flamante presidente levantará las barreras a la inmigración legal. Sería la reforma legislativa más grande del sistema de inmigración en el país.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, además de los 15 decretos que firmó este miércoles por la tarde después de su asunción, planea órdenes ejecutivas adicionales el 29 de enero. Entre las que se incluye la restauración de las protecciones de asilo por parte del país, el fortalecimiento del procesamiento de refugiados y la creación de un grupo para reunificar a las familias separadas por las políticas fronterizas de Donald Trump, según un memorando compartido con los legisladores.

El flamante presidente además levantará las barreras a la inmigración legal establecidas por su predecesor republicano en los últimos cuatro años, de acuerdo al memorando. También se espera que el 29 de enero ponga fin a un programa de Trump llamado Protocolos de Protección al Migrante, según una persona familiarizada con el plan.

El programa ha dejado a decenas de miles de solicitantes de asilo esperando en México las audiencias judiciales de Estados Unidos, muchos atrapados durante meses en tiendas de campaña cerca de la frontera. Sin embargo, levantar las prohibiciones puede ser una tarea más fácil que lograr que el Congreso apruebe la ambiciosa propuesta legislativa de Biden.

La propuesta establecerá una hoja de ruta de ocho años hacia la ciudadanía para muchos de los 11 millones de inmigrantes que se estima que viven en el país ilegalmente, según un documento informativo distribuido a periodistas por los funcionarios entrantes de la Casa Blanca el martes, informó Reuters.

Los inmigrantes elegibles que se encontraban en el país al 1 de enero recibirán un estatus temporal por cinco años, antes de que se les otorguen «green cards» para la residencia permanente, que está sujeta a ciertos requisitos, como la verificación de antecedentes. Luego podrían solicitar la ciudadanía, después de tres años más, dijeron las autoridades.

El tiempo de espera para la legalización sería más corto – tres años – para algunos de los aproximadamente 645.000 beneficiarios del programa DACA y más de 400.000 inmigrantes que viven en los Estados Unidos con Estatus de Protección Temporal (TPS). También se aceleraría para algunos trabajadores agrícolas.

Si se aprueba, sería la reforma legislativa más grande del sistema de inmigración de Estados Unidos desde la administración del presidente republicano Ronald Reagan en la década de 1980.

Durante décadas, el Congreso no ha logrado aprobar una importante reforma migratoria. Si bien los demócratas tienen una mayoría en la Cámara, el Senado está dividido 50-50 con la vicepresidenta entrante Kamala Harris como voto de desempate. La falta de apoyo bipartidista ha obstaculizado los esfuerzos anteriores para reformar el sistema de inmigración.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados