Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Mascarillas

MUNDO

Las mascarillas desechables contra el coronavirus ponen en peligro a los animales

Más de 1.500 millones de mascarillas acabaron en los océanos el año pasado, es decir 6.200 toneladas de desechos plásticos adicionales.

Las mascarillas quirúrgicas que salvan vidas durante la pandemia del coronavirus se han convertido en un peligro mortal para los animales, que pueden quedar atrapados o asfixiarse con los tapabocas abandonados en la naturaleza. Se han encontrado barbijos desechables en aceras, ríos y playas en todos los continentes desde que se han vuelto obligatorias en los espacios públicos de muchos países para frenar la propagación del Covid-19.

Los tapabocas, fabricadas con poliéster y polipropileno, pueden tardar cientos de años en descomponerse. «Las mascarillas no desaparecerán pronto, y cuando las tiramos, pueden amenazar el medio ambiente y los animales que comparten nuestro planeta», afirmó Ashley Fruno, de la asociación de defensa de los animales PETA en Asia, al ser consultada por AFP.

Se ha visto a macacos masticando los elásticos de mascarillas usadas en las colinas que rodean la capital de Malasia, Kuala Lumpur. Podrían asfixiarse. En Inglaterra, la organización de protección de los pájaros RSPCA rescató a una gaviota cuyas patas quedaron encadenadas en una mascarilla durante casi una semana en Chemsford. La asociación fue alertada por un transeúnte que la encontró viva pero inmóvil y la llevó a una clínica veterinaria. El ave llevaba así varios días. «Las correas elásticas se habían apretado alrededor de sus patas y sus articulaciones estaban hinchadas y doloridas», afirmó Adam Jones, el inspector del RSCPA.

Impacto en el mar

Pero los más perjudicados por estos desechos médicos producidos por la pandemia podrían ser los animales marinos. Los grupos ecologistas han dado la voz de alarma después de observar un número creciente de guantes de látex y otros equipos de protección en ríos y mares. Más de 1.500 millones de mascarillas acabaron en los océanos el año pasado, es decir 6.200 toneladas de desechos plásticos adicionales, según la organización medioambiental OceansAsia. Y hay indicios de que amenazan la vida marina.

En Brasil, una asociación de protección del medio ambiente encontró mascarillas en el estómago de un pingüino cuyo cuerpo fue arrastrado a una playa. Y se encontró un pez globo atrapado en una mascarilla en las costas de Miami. La asociación francesa Operación Mar Limpio encontró un cangrejo muerto, atrapado en una mascarilla en la laguna de Berre, cerca de Marsella, en septiembre.

Las mascarillas y los guantes de plástico «son muy problemáticos» para las criaturas marinas, subrayó George Leonard, director científico de la oenegé estadounidense Ocean Conservancy. «Cuando estos plásticos se descomponen en la naturaleza, se convierten en partículas cada vez más pequeñas», explicó al ser consultado por AFP. Estas partículas pueden entrar en la cadena alimentaria y tener un impacto en los ecosistemas, añadió. La ONG OceansAsia ha pedido a los gobiernos que aumenten las multas contra quienes echen basura a la naturaleza y fomente el uso de mascarillas reutilizables.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados