Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Martín Guzmán

SOCIEDAD

Martín Guzmán tiene el objetivo de «poner las cuentas fiscales en orden» para este 2021

El ministro de Economía tiene un plan económico que podría generar tensiones con el sector ultra kirchnerista del Gobierno.

Esta semana, el ministro de Economía Martín Guzmán presentó una meta para este 2021 en materia económica y dijo que la idea es “poner las cuentas fiscales en orden”. El mensaje pareció star destinado a los mercados y sobre todo, a la titular del FMI, Kristalina Georgieva, con quien parece haber tejido una relación positiva a lo largo de estos meses. El déficit fiscal durante 2020, el año de la pandemia, rondó los $1,7 billones.

Según en análisis del periodista José Calero para Agencia NA, el ministro no solo habló de reducir el déficit fiscal, sino de hacerlo incluyendo una baja de las necesidades de asistencia al Tesoro por parte del Banco Central. Una de las principales claves de esta estrategia está en comenzar a reducir los subsidios a las tarifas de servicios, es decir aumentar la electricidad y, sobre todo, el gas. Sin embargo, estas medidas podrían causar conflictos con el sector ultra kirchnerista del Gobierno. 

Las estrategias de ordenar las cuentas requerirá un gran respaldo político de la Casa Rosada, con el que Guzmán parece contar. Además, necesita cierta benevolencia por parte de una pandemia que arrasó duramente en el país: provocó casi 47 mil muertes y obligó a erogaciones multimillonarias por parte del Tesoro Nacional. El IFE y el ATP generaron un importante desequilibrio fiscal, llegando a multiplicarlo por dosis según proyecciones de consultoras privadas. 

En teoría, buena parte de esos subsidios no serían necesarios en este 2021, dependiendo del ritmo de la campaña de vacunación. Otro de los sostenes en los que se apoya el ambicioso plan de ordenamiento de Guzmán está vinculado con la fuerte reducción de intereses de la deuda externa, luego de los canjes de bonos. Son unos $500.000 millones mas que este año no habrá que afrontar, algo que mejorará las cuentas públicas. 

Otro dato positivo fue que al final del 2020 una mejora en la recaudación permitió que el déficit no se escapara. Una de las dudas que surgen en la cartera económica es que cuando llegue la hora de negociar un nuevo acuerdo con el FMI, no pude un ajuste fiscal superior al estimado por Economía. Por ahora, se ubica en el 4,5% de un Producto Bruto Interno, que tuvo una fuerte caída en las últimos años. 

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados