Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Matías Donnet

BOCA JUNIORS

Matías Donnet recordó la Copa Intercontinental contra Milan: “El momento más lindo”

El exvolante de Boca rememoró, quizás, la final más importante en la historia de Boca.

Real Madrid, Bayern Munich, Milan. en ellos se concentran las 3 finales más importantes en la historia de Boca, en 2000, 2001 y 2003 respectivamente. la primera y la tercera fueron con victoria, la segunda con derrota. De la más reciente habló Matías Donnet, una de las figuras de esta noche en el estadio de Yokohama. Marcó el gol de la igualdad y uno de los penales con los que el equipo de Carlos Bianchi levantaría la Copa.

“Lo puedo describir con dos o tres palabras: sencillez, simpleza y claridad. Es un tipo que no tiene muchas vueltas, es simple, es claro. Eso hace que uno entienda rápido el mensaje, no se carga de cosas la cabeza. Una de las cosas que más se valora es la palabra, lo que dice lo cumple, eso le hace llevarse todo el respeto del jugador. Eso hace que uno esté siempre preparado para cuando se lo necesita”, recordó Donnet sobre el DT.

“En la semifinal con América de Cali me lesioné en cancha de ida, en La Bombonera, me costó tres semanas volver, en la vuelta de la final en Brasil viajamos todos igual, Bianchi siempre hacía esas cosas, viajamos los 25 que estábamos en la lista. En ese partido estaba por ir al banco y a último momento hizo un cambio porque yo venía de la lesión, me vino a decir que quería que esté uno al 100% para el partido”, mencionó sobre el camino a la consagración.

La previa fue muy larga, todavía ganabas la Libertadores en junio y esperabas seis meses ese partido. Y en esos meses puede pasar cualquier cosa, pero son meses inolvidables. Nos fuimos a Japón ya siendo campeones. Yo ya había jugado en Italia y había jugado contra algunos, cuando empieza el partido todo pasa a segundo plano. Supimos jugar de igual a igual”, opinó en charla con el periodista Braian Spalletta.

Los penales

“Cuando termina el partido Carlos nos dio una charla, y pregunta quién quería patear, fuimos cuatro o cinco que levantamos la mano, y el sólo dio el orden de cómo íbamos a patear. Uno con lo que había hecho en el partido sentía confianza, eso te da tranquilidad. Claro que te preguntás qué pasa si lo erras, pero cuando vi que erraron dos ellos y uno nosotros me relajé más. Cuando vi entrar el penal de Raúl salimos corriendo, fue el momento más lindo”, cerró.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados