Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Checho Batista

DEPORTES

«No hay nada imposible»: la increíble selección europea que dirigirá el Checho Bastista rumbo a Catar 2022

El campeón del mundo con la Selección Argentina en 1986 asumirá un desafío enorme.

El Checho Batista sueña con volver a dirigir y está a punto de convertirse en el entrenador de una exótica selección del fútbol europeo. Con el principal objetivo de acceder a Catar 2022, algo que sería totalmente inesperado, el campeón del mundo con la Selección Argentina se hará cargo de Georgia. El equipo del viejo continente jamás disputó Mundiales ni Eurocopas, por lo que las Eliminatorias serán todo un desafío.

La Selección de Georgia compartirá el grupo con España, Suecia, Grecia y Kosovo, por lo que no sería descabellado soñar con un repechaje. Claro está que Alemania seguramente clasifique caminando a Catar como pasa en todos los Mundiales, y Suecia se perfile como candidato al Repechaje. Grecia, de campaña descomunal en la Eurocopa 2004 y partícipe del Mundial 2010 y 2014, no volvió a aparecer en el plano internacional.

Checho es un verdadero emblema para la Selección Argentina, dueño de la mitad de la cancha en aquel equipo de 1986. Era siempre el primer pase claro para el inmortal Diego Armando Maradona que después agarraba la pelota y hacía lo que todo el mundo ya sabe. Batista fue emblema del Argentinos Juniors campeón de la Copa Libertadores 1985 y disputó aquella mítica Intercontinental ante la Juventus de Platini.

Batista dirigió la Selección Argentina con un paso malo en mayores, en una Copa América para el olvido. Sin embargo, su trabajo en juveniles -al igual que el de su hermano ahora- fue destacado. El equipo del Checho, recordado por la impresionante calidad que tenía, se consagró campeón de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, derrotando en la final a Nigeria y en semis bailando a Brasil.

Equipazo

Mascherano, Gago, Agüero, Messi y Di María. Zabaleta y Garay en la defensa. Chiquito Romero en el arco. Pocho Lavezzi en el banco. Checho tenía un equipo descomunal, que sentó las bases para que luego la Selección Argentina sea subcampeón del mundo en Brasil 2014. Todos estos animales sumados a Juan Román Riquelme, que era uno de los mayores del equipo y la descosió toda.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados