Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Ciudad de Buenos Aires

SOCIEDAD

Padres y docentes de uno de los principales colegios de la Ciudad de Buenos Aires se oponen a las clases presenciales

Sostienen que no están dadas las condiciones edilicias y aducen que se tornó un «problema político» en un año electoral.

Luego de que la Ciudad de Buenos Aires confirme el retorno escalonado a clases presenciales a partir del próximo 17 de febrero, los padres organizados del colegio Mariano Acosta anunciaron que no enviarán a sus hijos a clases. De este modo, uno de los centros educativos más importantes de CABA, parece que empezará el ciclo lectivo 2021 con las aulas vacías.

Paula De Poli, madre de uno de los alumnos, señaló que los padres están “interesados en volver a la normalidad” pero indicó que “no están dadas las condiciones para que esto se concrete”. Según expresó la mujer en diálogo con AM 750, esta decisión se tomó de forma conjunta con gran parte de los tutores responsables del alumnado, quienes también acompañan la postura de los gremios docentes.

Más tarde, la exdirectora del Mariano Acosta, Raquel Papalardo, hizo público también su apoyo a la comunidad educativa y aseguró que la vuelta a clases se tornó “un problema político” en un año electoral . Además, cuestionó al gobierno porteño y denunció que “si les hubiese interesado de verdad (el retorno a la presencialidad) no hubieran recortado el presupuesto educativo”, que es el más bajo de la última década.

“Padres y docentes están jaqueados, tienen temor. No hay condiciones en las escuelas para volver a la presencialidad. Muchas tienen patios cerrados, poca circulación, los chicos a veces están a 15 centímetros”, detalló. Al mismo tiempo, contó que en promedio los docentes tienen de 10 a 15 cursos en una sola o distintas escuelas, lo que torna “imposible” aplicar tantas burbujas sanitarias que funcionen de forma correcta, tal como indica el Plan “Primero la Escuela” que presentó la Ciudad.

“Nadie está en contra, pero tiene que ser con muchos cuidados”, precisó la docente y tildó a la decisión de reabrir las aulas para toda la curricula como un “capricho”. “Es una maldad de un grupo que cree que los docentes son los principales enemigos”, insistió. Desde el gremio Ademys fueron los primeros en expresar su descontento y denunciaron que CABA recortó un 70% el presupuesto de infraestructura, por lo que no podrán acondicionarse las escuelas.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados