Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Fiesta clandestina

SOCIEDAD

Pilar: desactiva fiesta clandestina con más de 400 personas y donde cobraban 6 mil pesos la entrada

La policía de la provincia de Buenos Aires desarticuló un evento en un salón de fiestas donde no se respetaba ninguna norma contra la pandemia.

La policía de la provincia de Buenos Aires desarticuló una fiesta clandestina que se llevaba a cabo en Pilar y donde se cobraba una entrada de 6 mil pesos. El lugar clausurado es «Rincón de Pilar» y allí participaban más de 400 personas de un evento donde había una gran cantidad de alcohol, equipos de música, luces, no contaba con habilitación de Bomberos y no respetaba las normativas que impuso el Gobierno para evitar nuevos contagios.

A pesar del aumento de casos que se ha registrado en las últimas semanas y las medidas que tomó el Gobierno nacional para poder detener los contagios, las fiestas clandestinas siguen siendo una modalidad que preocupa a la mayoría de los intendentes y que se le está complicado mucho a las autoridades poder evitar. Durante cada fin de semana, la policía se encarga de desarticular varias pero siguen habiendo cada vez más.

En la fiesta que se llevó a cabo en «Rincón de Pilar», el operativo fue coordinado por el director provincial Marcelo Montero y participó personal de ReBA, ReCap, Agencias privadas, bomberos de San Isidro, los grupos especiales GAD y GPM y personal de inspecciones del municipio de Pilar. Lo llamativo para las autoridades fue que los participantes no hablaban sobre los peligros de la pandemia sino se quejaban de la clausura del lugar.

En cuanto a la clausura del salón fue por no cumplir con el Decreto Nacional 1/21, sanciones que se aplican por no acatar las restricciones por la pandemia, como también no contaban con la habilitación de los bomberos de la Provincia de Buenos Aires, una autorización que debería tener el local por ser un lugar que se realizan eventos dejando de lado el contexto de la pandemia.

Fiesta clandestina

Además, intervino el Juzgado Federal de Zárate – Campana, a cargo de Guillermo Caminos, quien determinó una infracción al art 205 del Código Penal, por propagar la pandemia, al propietario y los organizadores de la fiesta clandestina quienes habían difundido por redes sociales la invitación a la misma. Al resto de los participantes se los notificó por su accionar y es importante remarcar que se cobraba una mesa para 10 personas a 60 mil pesos más 500 para el estacionamiento.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados