Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Rusia

MUNDO

Rusia y Estados Unidos se encaminan hacia una prolongación del tratado nuclear New START

La renovación del pacto dependerá de los «detalles de la propuesta», que deben ser estudiadas, informaron desde el Kremlin.

Rusia y Estados Unidos dieron un paso hacia una prolongación ‘in extremis’ por cinco años del tratado para el desarme nuclear New START, después que el Kremlin «saludara» este viernes la propuesta en este sentido del presidente Joe Biden. «Solo podemos recibir con agrado la voluntad política de prolongar este documento», a pocos días de su expiración el 5 de febrero, dijo a los periodistas el portavoz de Vladimir Putin, Dmitri Peskov.

El vocero agregó sin embargo que la renovación del pacto dependerá de los «detalles de la propuesta», que deben ser estudiadas. La administración anterior, dirigida por Donald Trump, quería condicionar la renovación del tratado. Sin embargo, «varias de esas condiciones no nos convenían en absoluto, así que veamos primero qué proponen los estadounidenses y luego comentaremos», dijo Peskov.

La OTAN se congratuló este viernes de una eventual renovación del tratado. «Los aliados de la OTAN siempre han apoyado el tratado New START», aseguró el secretario general de la organización, Jens Stoltenberg. «No considero la prolongación del acuerdo como un fin en sí, sino como el inicio de un esfuerzo para mejorar el control internacional de armas nucleares», agregó.

Primer paso de EEUU

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, había anunciado el jueves que Estados Unidos «pretende buscar una extensión por cinco años del New START, como el tratado permite», considerando que «esta extensión tiene incluso más sentido cuando la relación con Rusia es tan adversa como lo es en este momento», informó AFP. En los últimos meses, Vladimir Putin también se había declarado favorable a prolongar el tratado cinco años, pero las negociaciones entre Washington y Moscú no dieron frutos.

Último acuerdo de este tipo firmado en 2010 por los dos exrivales de la Guerra Fría, el tratado establece que ambas potencias nucleares pueden poseer, como máximo, 1.550 ojivas cada uno (cerca de un 30% del límite marcado en 2002). También limita el número de lanzadores y de bombarderos pesados a 800, una cantidad que, no obstante, sigue bastando para destruir la Tierra varias veces.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, saludó el preacuerdo entre rusos y estadounidenses, y alentó a ambos países «a trabajar rápidamente para concluir el procedimiento necesario para esta prolongación del Tratado», explicó su portavoz, Stéphane Dujarric.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados