Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Borré

RIVER PLATE

Alerta roja: la decisión de Borré que está por desatar un escándalo en River

El contrato del colombiano vence en el mes de junio.

Los últimos días fueron más que movidos para River y en especial para su dirigencia. Finalmente terminó el mercado de pases donde se cerraron seis refuerzos, y además se firmaron varias renovaciones de contratos para evitar que dejen la institución. Sin embargo, lo que todavía genera un gran dolor de cabeza es la situación de Rafael Santos Borré, al cual se le vence el vínculo con el Millonario en junio y todavía no estampó la firma.

D’Onofrio y compañía supieron arreglar los contratos de Montiel y De La Cruz, quienes también quedaban libres a mitad de año. Pero con el delantero cafetero todo es más complicado. Esta historia hay que dividirla en dos partes. En primer punto, para que los de Núñez puedan renovar el contrato del delantero, deben comprarle al Atlético Madrid un 25% del pase en una suma que ronda los 3,5 millones de euros. Esta situación ya está arreglada.

Las instituciones llegaron a un acuerdo para que la cifra sea incluso un poco menor, y se pague en cuotas. Para esto la idea es utilizar el dinero que ingresó por la venta de Nacho Fernández al Atlético Mineiro. El problema principal es que el que hasta ahora no acepta la renovación es el propio Borré. En los últimos días el agente del delantero mantuvo dos reuniones con los dirigentes de River, y estuvieron muy lejos de ponerse de acuerdo en los números.

Hasta el momento, el hombre que se convirtió en el goleador del ciclo Gallardo se mantuvo cobrando un sueldo muy bajo, con números que se firmaron cuando se produjo su llegada en el 2017. En todo ese tiempo hubo una devaluación muy grande y el salario no se modificó. Ahora el jugador pretende percibir un dinero acorde a lo que rindió adentro de la cancha y al rol que ocupa en la actualidad. Pero los dirigentes insisten en que es casi imposible abonar dicha cifra.

Además el temor es que si finalmente le pagan al colombiano lo que pide, otros miembros del plantel golpeen la puerta para pedir un salario mejor. En este momento la renovación está totalmente trabada, con charlas que continuarán en los próximos días para llegar a una resolución. Mientras tanto el tiempo corre y existe el riesgo de que clubes de Brasil y la MLS se lleven al delantero por bajo costo, o bien se marche libre en el mes de junio.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados