Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Eduardo Feinmann
Eduardo Feinmann

ESPECTÁCULO

«Asesino. Manos manchadas de sangre»: gravísima acusación de Eduardo Feinmann en pleno programa

Lo dejó en el ojo de la tormenta.

Fuertísimo. Así fue lo que se vivió este lunes en el debut de Eduardo Feinmann en La Nación+, la nueva señal donde se desempeña el reconocido periodista. Una vez más, dejó muy en claro que nunca se queda callado, y disparó sin filtros ni tapujos -y en pleno programa– una gravísima acusación contra el gobierno nacional en medio del escándalo por la «vacunación VIP», que estalló el día viernes tras las declaraciones de Horacio Verbitsky.

«Señores, han abusado de los principios básicos de los derechos humanos al quedarse con la vacuna para ponérsela a los amigos y no a la gente que la necesita. No puede ser que haya vacunados de 28 años, de 30, de 45, haciendo la V de la victoria. Después les voy a mostrar algunas fotos, son una vergüenza, son unos miserables. Aquí tiene que haber una fuerte condena ética y moral», lanzó.

«Porque cada vacuna dada a un amigo del gobierno, es una posible muerte de alguien que la necesitaba. Es indignante. Como dijo Verbitsky ‘lo llamé a mi amigo Ginés’. Le dicen el perro a Verbitsky, vos sos joven y no lo conocés, pero es un sangriento exmontonero que hizo volar una dependencia de la Policía Federal, donde se murieron no sé si cinco o seis personas. Me contaba un exjefe de la Policía Federal, por ejemplo, que cuando Verbitsky hizo poner la bomba, la pusieron en el comedor de esa dependencia», disparó Eduardo Feinmann.

«Había gente comiendo al mediodía, las mujeres y los hijos de algunos oficiales. Me contaba que la manito de uno de los chiquitos que estaba comiendo con su mamá quedó pegada en la pared. Ese es el perro Verbistky. Le dicen el perro, asesino, manos manchadas de sangre, cerebro manchado de sangre. Debe ser la primera vez que veo que un perro no es el mejor amigo del hombre. El perro vendió al ministro Ginés y lo hizo eyectar. La única esperanza en el planeta es la vacuna, no hay otra. ¡Y se la afanan para los amigos!», arremetió.

«Te prometieron un millón de vacunas para antes de fin de año, no llegaron. Te prometieron cinco millones de vacunados en enero, no ocurrió. Te prometieron cinco millones de vacunados en febrero, no está ocurriendo. Mentirosos, hipócritas, eso es lo que son, mentirosos e hipócritas. La vacuna es un bien escaso, en el planeta y acá. Mientras que en un mes vacunaron más de dos millones de personas en Chile, aquí en lo que va del año van 600 mil. De las pocas que llegaron, una tajada se la quedó Ginés», cerró.

Horacio Verbitsky

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados