Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Boca

BOCA JUNIORS

¿Censura en Boca? El Consejo de Fútbol se presentó re caliente ante el plantel y puso los puntos: «Acá hay un técnico»

Las continuas declaraciones de integrantes del plantel hicieron enojar a los dirigentes.

Algo pareció romperse en la relación entre el plantel de Boca y el Consejo de Fútbol, que se presentó re caliente en el entrenamiento de pretemporada. Las declaraciones de Carlos Tevez el viernes y anteriormente las de Toto Salvio y Mauro Zárate, generaron mucho malestar en el clima interno Xeneize. Por eso, el Patrón Bermúdez, Raúl Cascini y el Chelo Delgado se presentaron y pusieron los puntos. Miguel Russo, en un lugar incómodo.

Según informó el periodista especializado en Boca, Diego Monroig, en ESPN F90 por la tarde, el Patrón Bermúdez tomó la palabra y se dirigió al plantel. «Finalizado el entrenamiento del sábado se hicieron presente los tres integrantes del Consejo, y tomó la palabra el Patrón, del otro lado el cuerpo técnico», comenzó Monroig. Las declaraciones de los futbolistas hicieron enojar mucho a Riquelme y a todo el mundo dirigencial.

«Primer punto: aclararon el tema de las notas y ningún jugador podrá cortarse solo. Además, deberán tener cuidado en lo que se declara. Y a partir de ahí remarcaron que hay un técnico que debe tener conocimiento de quién, cuándo y cómo van a hablar. También, el Consejo debe tener conocimiento», comentó el periodista. Una bajada de línea necesaria, según entienden los que mandan en Boca.

La pelota a Russo

«Acá hay un técnico que es el que toma decisiones. Además de quién habla, decide quién jugega, qué jugador se utiliza y que jugador no se utiliza», afirmó Monroig sobre los dichos del Patrón Bermúdez hacia el plantel. «Una vez que se volvieron a entrenar no se habla más hasta que se inicie la competencia. En vacaciones sí», sentenció el periodista sobre el formato de las conferencias y entrevistas que aplicó Miguel Russo.

Las entrevistas de los futbolistas a medios televisivos no gustaron nada en el seno de la dirigencia. En su momento, Mario Pergolini se expresó en relación a la nota que brindó el Toto Salvio. Posteriormente siguió la de Mauro Zárate con sus ganas de titularidad y para finalizar, el capitán. Muchos humos para una actuación tan nefasta como el tres a cero en Santos. Lo mismo en la dirigenicia. Boca es una lucha de egos permanente.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados