Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Intrusos
Habló el expanelista de Intrusos.

ESPECTÁCULO

Dolor por el desgarrador relato de un exintegrante de Intrusos: “Entraron un montón de soldados y se llevaron a mi madre”

Contó la historia más fuerte de todas.

Nadie lo sabía, pero finalmente todo salió a la luz. Una de las grandes figuras de «Intrusos» en estos 20 años, Camilo García habló del duro momento que vivió en su infancia y enmudeció a todos los televidentes. Fue en «La Noche», el ciclo de Canal Nueve que lleva adelante Leandro Rud, donde no se guardó absolutamente nada, y recordó a su madre, Rocío Ángela Martínez, desaparecida en la última dictadura militar.

“Yo era un chico normal como cualquier otro y con una madre que era maestra de colegio. Ella había llegado desde España a los 12 años y tenía una participación social bastante amplia como ir a los a los barrios de emergencias y a las villas a preparar ollas populares. Fue en la madrugada de un lunes entre las tres y cuatro de la mañana. Había golpes en la puerta y tocaban el timbre”.

“Mi madre atendió el portero y dijo ‘es la policía’, entraron un montón de soldados a casa y se la llevaron. Cuando se llevaron a mi madre, estaba separada de mi padre desde hacía dos años. Ella tenía otra pareja y vivíamos en Haedo. Años después trabajando en la tele me vino a visitar una persona que me dijo ‘Yo los recibí en mi casa cuando se llevaron a tu madre’”, relató Camilo García.

“Era el vecino de la planta baja de al lado que escuchó todo el movimiento, observando desde la ventana de su cocina. Esta gente se contactó con mis abuelos paternos que nos fueron a buscar. A partir de ahí vivimos con mi abuela Elida, después mi padre formó una nueva familia con Cecilia que es mi mamá de crianza y madre del resto de mis hermanos y vivimos todos juntos hasta que mi padre se volvió a separar en el 1989”, señaló.

“Ellos me salvaron la vida. Crecí en una familia que  me dio mucho amor, pero no puedo olvidar a mi madre y trato de honrar su memoria, y por eso, estoy siempre del lado de la vida y de la conciencia social. Fui bastante quilombero y revoltoso, de algún colegio me echaron por una sanción colectiva. Tuve una adolescencia rockera que me permitió de algún modo evacuar el dolor y transformarlo en una energía para construir y arma un proyecto de vida, aunque me falta armar una familia, un tema que está bastante postergado, pero que hoy estoy en un buen momento para hacerlo”, sentenció.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados