Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
ONU

MUNDO

El Consejo de Seguridad de la ONU busca la unidad sobre Birmania

A través de un texto, exigirán la «liberación inmediata» de las personas detenidas ilegalmente en el país.

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunió en urgencia este martes a puerta cerrada para abordar el golpe de Estado militar en Birmania, pero la cita finalizó sin poder lograr una declaración común para exigir el regreso de los civiles al poder. «China y Rusia han pedido más tiempo», dijo un diplomático tras la reunión, que duró poco más de dos horas, solicitando el anonimato.

«Aún se está discutiendo una declaración», confirmó otro diplomático, también bajo condición de anonimato. Según un borrador recibido por la AFP, que no menciona ninguna sanción, el texto expresa la «profunda preocupación» generada por la situación en Birmania, condena «el golpe de Estado militar» y exige una «liberación inmediata» de las personas detenidas ilegalmente en el país.

El Consejo también podría exigir el levantamiento del estado de emergencia declarado por un año. Antes del inicio de las negociaciones, China, principal partidario de Birmania y país clave para el consenso en el Consejo de Seguridad con poder de veto, había logrado que la reunión no fuera pública, dijo un diplomático bajo condición de anonimato.

Durante la crisis de los musulmanes rohinyás en Birmania, víctimas de un «genocidio» desde 2017 según la ONU, Pekín se opuso a todas las iniciativas del Consejo de Seguridad, impidiendo declaraciones comunes e incluso reuniones sobre el tema. Pekín alegaba entonces que el conflicto con la minoría musulmana era un asunto interno del país, informó AFP.

El lunes, el Ministerio chino de Relaciones Exteriores reaccionó al golpe de Estado pidiendo a los birmanos que resolvieran «sus desacuerdos en el marco de la Constitución y de las leyes», coincidiendo con una postura expresada por la ONU. Este martes, el mismo ministerio pidió, sin embargo a la comunidad internacional que no «complique aún más la situación» en Birmania.

«Las discusiones continuarán» 

Durante la reunión, los 15 miembros del Consejo, que se comunicaron por videoconferencia debido a la pandemia de coronavirus, asistieron primero a un informe sobre la situación por parte de la enviada de la ONU para Birmania, la suiza Christine Schraner Burgener, que no se encuentra en el país. Schraner «condenó firmemente las últimas decisiones tomadas por los militares» birmanos, según el portavoz de la ONU, Stéphane Dujarric.

«Ella exhortó a los miembros del Consejo a enviar de manera colectiva un mensaje claro de apoyo a la democracia en Birmania», añadió. La embajadora británica ante la ONU, Barbara Woodward, presidenta en ejercicio en febrero del Consejo de Seguridad, habló al final de la reunión «a título nacional» para decir que se esperaba que el Consejo sea «capaz de hablar con una sola voz» sobre la situación en Birmania.

Los militares «deben respetar el estado de derecho y liberar a todos los que han sido arrestados arbitrariamente con efecto inmediato», dijo a algunos periodistas. «Las discusiones continuarán entre los miembros del Consejo», dijo la diplomática británica. En declaraciones, Amnistía Internacional y Human Rights Watch pidieron el martes que el Consejo de Seguridad adopte una posición firme

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados