Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Martín Cirio

ESPECTÁCULO

«Esa bolsa horrorosa»: los insólitos artículos que la madre de «La Faraona» Martín Cirio pidió sacar de su casa

El escritor captó la atención de sus seguidores.

Martín Cirio, más conocido como “La Faraona” es uno de los youtubers más reconocidos de la Argentina, junto con Julián Serrano. El joven de 36 años siempre se las ingenia para estar en el foco mediático y crear contenido que entretenga a sus 977 mil seguidores. En esta ocasión, captó la atención de todos al dejar al descubierto los insólitos artículos que la madre pidió sacar de su casa: “Esa bolsa horrorosa”.

Si hay algo que caracteriza a Martín es su sentido del humor aplicado a su vida diaria. En este contexto, una amiga del mediático fue a la casa y recibió una divertida orden de su mamá. Al escritor le pareció una situación lo suficientemente original como para compartirla con sus fans y decidió realizar una captura de pantalla a su conversación por WhatsApp. En ella su colega le decía: “Amiga, tu madre me pidió que me lleve los consoladores”. La respuesta de Cirio fue un estallido de risa y un “llevátelos”.

“Me dijo ‘esa bolsa horrorosa’”, disparó la cómplice del youtuber. Estas historias llenas de alegría y diversión tranquilizan a los admiradores del mediático, ya que hace poco abandonó la Argentina, tras un fuerte escándalo. Anunció, a través de las redes sociales, que abandonaría la Argentina para radicarse temporalmente en Estambul, donde se encuentra actualmente. De hecho, así lo tiene establecido en la biografía de su cuenta verificada de Instagram: “Fugitiva en Turquía”.

La decisión de Martín Cirio tuvo que ver con que fue acusado de pedofilia, tras unos polémicos tuits que lo dejaban muy mal parado. Se grabó despidiéndose de sus fans y explicando los verdaderos motivos de su marcha: “Estos meses de abstinencia de redes fueron tremendos para mí. Como verán, hay una valija. Ya se imaginarán, me voy del país. Me voy a Turquía. No les voy a caretear el motivo por el que me estoy yendo a Turquía. No es un motivo feliz. La realidad es que llegó un punto en el que me está costando un poco funcionar”.

“La gente que me sigue en Twitter. No, Twitter no, no tengo más y nunca más voy a abrir esa cuenta. Veo Twitter y lloro, me trae bad memories (malos recuerdos)», prosiguió. De hecho, este hecho también lo dejó reflejado en su biografía: “No tengo Twitter”. «Los que me siguen en Instagram se dan cuenta que posteo menos ¿Saben por qué? Porque estoy en el suelo llorando. No lo hago como víctima», añadió Martín.

«Igual esto no lo estoy haciendo como víctima. No soy ninguna víctima. Estoy mal y me voy a Turquía. La gente que está mal no se puede ir a Turquía, soy consciente de mis privilegios de niña rica y blanca.  Lo de la cancelación fue muy duro para mí, porque no fue solo eso, fue un montón de cosas que vinieron con eso, como que de repente perdí un montón de amigos circunstanciales que para mí no eran circunstanciales, y un cúmulo de cosas que pasaron después, todas cosas muy oscuras», describió en aquel momento.

Dicho esto, finalizó diciendo que poco a poco está volviendo a caer después de todo lo que le pasó: «No soy un superhombre. Todos podemos resistir ciertas cosas hasta cierto punto y en este momento de mi vida me pasaron muchas cosas, muy oscuras todas juntas. Algunas que saben y otras que no sabían porque no estoy listo para hablar de algunas cosas. Me siento como que recién estoy volviendo a trepar a la superficie».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados