Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Femicidio de Úrsula
Foto: La Verdad de Junín.

SOCIEDAD

La localidad de Rojas despidió a Úrsula Bahillo, la joven asesinada por un efectivo de la Policía bonaerense

El emotivo último adiós a la joven de 18 años convocó a una multitud. La madre de la víctima pidió perpetua para el femicida.

Llantos, angustia, desconsuelo y una tristeza infinita. Todas esas sensaciones se vivieron en la localidad bonaerense de Rojas, que esta tarde despidió a Úrsula Bahillo, la joven de 18 años que el pasado lunes fue hallada asesinada. El acusado por el femicidio de Úrsula es su expareja, Matías Ezequiel Martínez (25), un efectivo de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

Los restos la joven fueron trasladados a primera hora de la tarde desde la morgue judicial de Junín, donde le realizaron la operación de autopsia, hacia una casa velatoria de Rojas, y al caer la tarde fue inhumado en el cementerio Parque. El velatorio fue en una sala de la cochería Solari Hermanos, donde fue permitido el acceso de la gente en tandas, por cuestiones sanitarias debido a la pandemia de COVID-19, según publicó la agencia NA.

En este marco, numerosos jóvenes se dieron cita en la fila de acceso desde el momento en que se confirmó que el cuerpo de Úrsula ya había llegado a Rojas para el último adiós. La familia dispuso que tras algunas horas de velatorio se realizara un servicio religioso en la iglesia de Rojas, frente a la plaza principal, donde una multitud despidió a la chica con un sostenido aplauso.

Desde allí, un cortejo fúnebre acompañó el traslado hacia el cementerio ubicado en las afueras de Rojas, donde a última hora de la tarde se concretó la inhumación del cuerpo de la chica. Por decisión de la familia, fue permitido el acceso tanto de los vecinos como de los medios de prensa, y una vez finalizada la inhumación los padres de Úrsula se quedaron recibiendo uno por uno el pésame de los presentes, en un clima de profunda tristeza.

“Lo que queremos para él es perpetua”

Patricia, la madre de Úrsula, dijo que el crimen de su hija marcará “un antes y un después en Rojas”. Además, consideró que “tienen que cambiar los jueces corruptos” para evitar que se sigan cometiendo femicidios en la Argentina e indicó que debió someterse a tratamientos durante 10 años para poder “traer al mundo” a Úrsula, que el 26 de este mes iba a cumplir 19.

Además, señaló que durante su relación con Martínez en forma “constante” recibía “amenazas de muerte”. Y reclamó prisión “perpetua” para el femicida. “Lo que nosotros queremos para él es perpetua”, enfatizó la mujer en declaraciones a la prensa en la puerta de su casa, en aquella esa localidad bonaerense. Y aseveró: “Está con vida, que pague en la cárcel. Necesito que se haga justicia”.

“No me animé a preguntarle qué le pasaba”

“Yo la vi hace unos días pasar toda rota, como una mujer golpeada, mirada hacia adentro”, contó una joven que se acercó este miércoles al velatorio de su compañera de estudios, en declaraciones a la prensa. Y agregó: “Después vi un tuit de ella pero no me animé a preguntarle qué le pasaba”. En tanto, un amigo de la joven contó que Úrsula le pedía a él que no le mandara mensajes porque su ex novio la controlaba y amenazaba y no quería tener problemas. “Yo no sabía todo lo que le pasaba. Pero seguramente muchas chicas sabían lo que pasaba y no podían decir nada”, dijo el joven.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados