Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
El Polaco

ESPECTÁCULO

«Mi viejo vendió su moto y me compró una guitarra»: la emotiva confesión de El Polaco sobre sus inicios en la música

El cantante conmovió a todos en lo de Jey Mammon.

Como en cada edición de Los Mammones, un famoso visitó el programa para confesarse con Jey Mammon, entre los cuales ya asistieron Karina La Princesita, Ángela Leiva y Gladys La Bomba Tucumana. En esta ocasión, le tocó el turno a El Polaco, quien en un momento de la jornada realizó una emotiva confesión sobre sus inicios en la música: «Mi viejo vendió su moto y me compró una guitarra».

En ese contexto, El Polaco asistió al sillón del programa de Jey y reveló algunos detalles desconocidos de su vida. Por lo que, en un momento, el conductor le mencionó: «¿Es verdad que el primer sueldo que ganaste o la primera platita que hiciste la usaste para comprarle una casa a tu papá?». «No, con el primer sueldo no», replicó rápidamente la actual pareja de Barby Silenzi.

En esa misma línea, El Polaco se explayó: «Junté mis pesos y como mi viejo vivía de alquileres, lo pude sacar de la villa. Lo llevé a un lugar tranqui. Le pude comprar una casa a mi viejo y te puedo asegurar que después de eso Dios me trajo una bendición terrible. Sinceramente, cada cosa que uno hace con su corazón, a mí Dios me multiplicó un montón».

Al escucharlo, Jey agregó: «Además tenés una historia familiar como densa en el sentido de tu papá, que ahora ya está todo bien, pero digo, tu infancia y tu adolescencia se transitó por lugares medios difíciles». En ese sentido, El Polaco reflexionó: «Tuve una infancia complicada, pero hoy mi viejo está bien. Es una lucha, yo creo las adicciones son un minuto a minuto, es algo que a veces se está bien y a veces hay recaídas».

Finalmente, El Polaco concluyó: «Dentro de todo lo que viví en mi infancia y mi vida, yo saco las cosas buenas y mi viejo como pudo me enseñó a ser un buen tipo. Me acuerdo que una vez se lo llevaban porque lo tenían que internar en un loquero, y lo último que hizo fue vender la moto y comprarme un bajo y una guitarra. Después de eso yo empecé a tocar. Él lo hacía con su corazón. Mi viejo es mi gran ídolo y mi gran debilidad».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados