Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Grego Rossello
Grego Rossello

ESPECTÁCULO

«Nunca lo había contado: «Grego Rossello se quebró en llanto al hablar del peor momento de su vida

El influencer dialogó con Tomás Dente para el ciclo «Vino para vos».

Sin lugar a dudas, Grego Rossello es uno de los influencers más importantes de nuestro país. Pese a que su carrera como humorista comenzó hace muchísimos años, su éxito llegó a raíz de su actividad en su cuenta de Instagram, donde empezó a compartir videos en los que hacía reír a propios y extraños. Horas atrás, el actor y conductor dialogó con Tomás Dente para el programa «Vino para vos«, donde sorprendió al hablar del peor momento de su vida.

«Mi mamá es lo más y se preocupa por mí, por mi salud, por el estrés. En 2019 la pasé muy mal. No pasó nada puntual, pero no estaba bien. Venía de hacer un Gran Rex en 2016, de hacer otro en 2017, de un 2018 de viajar por el mundo, de estar en esta cosa de las redes, de pegar un video de un palo, de medio palo, de sentir que estás en Boca, y de repente sentí que ya no tanto. Me veía desganado, tuve un accidente de auto en el que me pegué un susto bárbaro. Mi psicóloga me pidió que aumentáramos el número de sesiones y estuve seis meses yendo al psiquiatra. Estaba mal», reconoció el comediante tras oír un mensaje de su madre.

En la misma línea, Grego Rossello continuó con su relato. «Yo nunca había entendido cuando mi hermano me decía: ‘El bocho me jugó una mala pasada’. Como soy tan optimista, tan de sentir que la felicidad depende de uno, nunca le había dado la magnitud a cómo te puede jugar para atrás el bocho. Aunque me estuviera yendo bien, estaba triste y no sabía por qué. Eso me partía. Yo hice cuatro años de show a la gorra, donde no llegaba a juntar 3500 pesos y hacía cálculos para ver si me podía mudar solo. Y de repente ver, cinco años después, que tenía mi departamento, que tenía el auto que yo quería… que tenía el trabajo que yo quería, pero que igual había algo que… Y salí», expresó.

En ese sentido, el actor recibió mucha ayuda por parte de profesionales y especialistas: «Fueron cuatro o cinco meses. Me ayudaron la terapia y el psiquiatra. Nunca lo había contado, porque viste que da un poco de vergüenza. Me acuerdo que cuando mi psicóloga me lo sugirió, me enojé. ‘¿Piensa que estoy loco esta mina? Si yo vengo acá, hago terapia hace 5 años, laburo, me preocupo por el bienestar emocional de mi familia’. Yo sentía que había un montón de cosas externas que me estaban jodiendo y por eso me preguntaba por qué era yo el que tenía que ir al psiquiatra».

A pesar de sus dudas a la hora de ir al psiquiatra, Grego Rossello dio un paso al frente y pudo recuperarse. «Hablé con un amigo y me dijo: ‘Pará, bajate de ahí. Andá y fijate qué onda’. Y fui cuatro meses, a un muchacho al que hoy le tengo mucho aprecio. Tenía miedo de que me dieran medicación, pero no llegaron a medicarme. Si hoy tuviera que tomar algo, no tendía drama. Creo que tenemos un orgullo que no nos permite darle valor a la salud emocional. Vamos a un gimnasio porque abdominales hay que tener, bronceado hay que estar, seguidores hay que tener…», cerró.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados