Perdió en el juego de las zapatillas de Guido Kaczka en «Bienvenidos a Bordo», pero Drago le salvó la noche

El modelo le habló a la mujer en otro idioma.