Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Oscar Ruggeri

BOCA JUNIORS

Ruggeri atacó a Pergolini y Vignolo lo cruzó: «¿Pero qué querés?»

Fuerte debate entre el exjugador y el periodista.

Ya no sorprende a nadie: siempre que le toca opinar sobre un tema, Oscar Ruggeri se despoja de todo filtro y dice lo que piensa de manera directa y punzante. Esta vez, el «Cabezón» atacó a Mario Pergolini, vicepresidente primero de Boca, por su rol pasivo en la actual interna que se vive entre los jugadores y los dirigentes. Sin embargo, Sebastián Vignolo no lo permitió y lo cruzó: «¿Pero qué querés?».

En su espacio como panelista de «ESPN F90», el campeón del mundo en México 1986 se acordó del empresario de medios y soltó una pregunta irónica: «El vicepresidente 1°, ¿Renunció? ¿Se fue? ¿No se sabe? Ah, ¿está?». El «Pollo» saltó en defensa de Mario y también mencionó a Jorge Amor Ameal. «¿Pero qué querés, que Mario elija a los jugadores? ¿Vos creés que Ameal tiene que sugerirle un lateral derecho a Riquelme?», le preguntó.

Ruggeri ni se inmutó y hasta siguió con las ironías sobre las tareas que podría tener Pergolini en Boca. Para él, todo el poder es de Juan Román Riquelme: «¿A dónde me mandan? ¿A ver si la pileta tiene agua? El Consejo no es el Consejo. Es Riquelme. Porque sino, hubiesen entrado de mánager. Es vicepresidente de un club que encontró todo el poder. Ni se habla del presidente, ni se habla del vicepresidente 1°».

Comparación entre Boca y River y palito a Riquelme

De todas maneras, así como ve que Riquelme domina por completo a Boca, reconoce que Marcelo Gallardo hace lo mismo en River. «Gallardo maneja River como quiere él. Porque (Enzo) Francescoli y (Rodolfo) D’Onofrio cuando vieron el resultado hicieron así, pack. ¿Vos te vas a hacer socio de Boca porque querés ir a la pileta, o porque querés ir a la cancha? ¿Boca qué es? Club de fútbol. No me vengan con el tema del básquet o el vóley», afirmó.

Por último, volvió a cargar contra Román, a quien definió como líder negativo en su etapa como futbolista. Y recordó aquel momento en el que no fue a festejar un gol con Martín Palermo por sus diferencias con la barrabrava: «Hago un gol, te voy a abrazar y me pegás un esquive que se va para allá. No me expongas adelante de la gente. Si no se llevan bien, manéjenlo adentro, no que yo lo vea».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados