Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Facebook

MUNDO

Tras la disputa de Facebook con Australia, la red social mantiene su imperio digital intacto

Los titanes de Silicon Valley están pagando solo un pequeño precio por consolidar su influencia en la industria de los medios

El Gobierno de Australia aprobó el jueves una primera ley mundial destinada a obligar a Google y Facebook a pagar por las noticias. Pero después de una contundente intervención de la red social más grande del mundo, la realidad es que los titanes de Silicon Valley están pagando un pequeño precio por consolidar su influencia en la industria de los medios.

En este sentido, la compañía de Mark Zuckerberg bloqueó el intercambio de enlaces de noticias de los editores australianos y presionó a los dirigentes para que suavizaran la legislación propuesta. Y los funcionarios hicieron exactamente eso, y aunque es demasiado pronto para declarar un claro ganador de la confrontación, la red social se está alejando satisfecho de que no tuvo que ceder demasiado terreno.

El compromiso de última hora significa que Google y Facebook han evitado lo que más temían: el arbitraje forzado que determinaría cuánto pagarían a los editores. En su lugar, pueden elegir qué acuerdos comerciales seguir y solo se enfrentarán al arbitraje como último recurso. El Gobierno australiano comenzó con una dura postura de «tómalo o déjalo» para que los gigantes estadounidenses de Internet compartan los ingresos con los medios locales.

No obstante, Facebook ha argumentado constantemente que las noticias y el contenido de los medios en su plataforma son compartidos voluntariamente por sus usuarios y los propios editores, por lo que no se debe cobrar por la práctica. La concesión de los legisladores deja abierta la cuestión de cómo les irá a las editoriales más pequeñas según la ley. Ambas partes han hablado de la necesidad de preservar y promover organizaciones periodísticas más pequeñas, sin detallar pasos concretos.

Según Bloomberg, al acceder a pagar a algunos editores de noticias y asegurarse la libertad de elegir cuáles, Facebook está haciendo un pequeño sacrificio para mantener intacto su imperio publicitario más grande. La compañía tuvo más de $ 85 mil millones en ingresos el año pasado, casi todos provenientes de la publicidad en línea. Su ingreso neto en el cuarto trimestre solo fue suficiente para financiar 10 de los planes de tres años de miles de millones de dólares que la compañía ha anunciado.

Australia buscó y logró empujar a las plataformas a compartir una parte de los ingresos. Y si bien la ley puede no ser tan estricta como se pretendía originalmente, establece un modelo que otros reguladores globales pueden tratar de emular mientras continúan sus esfuerzos para frenar el poder de mercado de Google y Facebook. El Departamento del Tesoro del país revisará la nueva ley dentro de un año para asegurarse de que esté funcionando como se esperaba.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados