Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Tarjeta Alimentar

SOCIEDAD

Un economista afirma que, sin la Tarjeta Alimentar, «habría más pobreza e indigencia»

«Con el efecto de la pandemia, esta política se hizo indispensable» resaltó un experto económico.

A un poco más de un año del lanzamiento de la Tarjeta Alimentar y tras la primera reunión del año del Consejo Federal Argentina contra el Hambre realizada ayer, Nicolás Pertierra, economista del Centro de Estudios Económicos Scalabrini Ortiz aseguró que, dado el contexto de pandemia de coronavirus, sin este instrumento estatal «habría más pobreza e indigencia».

«En el momento del diseño e implementación de la tarjeta, el diagnostico era que la situación social de pobreza e indigencia era muy delicada y habilitaba una política específica y que obviamente en ese momento cuando se implementaba estaba la pandemia como una posibilidad en el escenario, con el efecto económico de la misma, se hizo indispensable» indicó el economista en una entrevista exclusiva para El Intransigente.

«También en el 2020 como sabemos, los incrementos de precios, en particular de los alimentos fueron reduciendo el poder adquisitivo de forma importante con un aumento del 42%. Es saludable que se incremente un 50% para contemplar eso y eso también nos lleva a pensar para este año para el 2021, la necesidad de a fin de año sobre todo ampliar la asignación presupuestaria para estas políticas» añadió Pertierra.

Con respecto al impacto de la medida, el economista consideró que «la cantidad de tarjetas actualmente es de un millón y medio. Para ponerlo en términos de alcance, lo que se pone mensualmente, los diez mil millones de pesos, equivale a dos millones doscientas mil canastas básicas alimentarias de un chico de 6 años por ejemplo, es alto su impacto».

En cuanto a los beneficiarios, Pertierra remarcó que «el 94% de las beneficiarias son mujeres, lo que atiende a cuestiones estructurales y se refleja la construcción de la pobreza de la Argentina». Además, añadió: «cuando un lugar está a cargo de una mujer, tiene más probabilidades de estar bajo la línea de pobreza o indigencia que cuando está a cargo de un hombre, por la brecha salarial. Algunos estudios indican del 25% 27% esa brecha, tiene que ver con los puestos a los que accede y lo que se le paga».

«Es importante que se contemple esto desde las políticas públicas. Ha pasado con otras como la movilidad jubilatoria, incluso el IFE que también tiene una mayor proporción de mujeres, son distintas políticas donde se trata de apuntalar la disparidad de genero» destacó. Por último, Pertierra dejó en claro que «sin esta tarjeta los valores de pobreza e indigencia hubiesen sido más altos».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados