Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Rusia

MUNDO

Un reconocido exdirigente político le pidió a Vladimir Putin y a Joe Biden que se reúnan para tratar el desarme nuclear

Las relaciones entre Rusia y Estados Unidos están plagadas de repetidas crisis, por lo cual mantienen una fría relación.

El último líder de la Unión Soviética, Mijaíl Gorbachov, pidió el sábado a los presidentes ruso y estadounidense, Vladimir Putin y Joe Biden, que se reúnan para avanzar en el desarme, pese a la fría relación que mantienen ambos países. En este sentido, el exdirigente instó a sentarse a la mesa de conversaciones para debatir la reducción de armas nucleares y la seguridad internacional.

«Creo que es imperativo que los presidentes se reúnan. La experiencia demuestra que es necesario reunirse y negociar», aseguró Gorbachov, citado por la agencia de noticias rusa Interfax. «Está claro que lo más importante es evitar la guerra nuclear. Como hay que evitar este problema, es imposible resolverlo en solitario, debemos reunirnos», continuó, y consideró que «si prevalece el deseo de lograr el desarme y reforzar la seguridad, se puede lograr mucho». 

Mijaíl Gorbachov, de 89 años, ya había pedido en enero la «normalización de las relaciones» entre Estados Unidos y Rusia, diciendo que estaba «profundamente preocupado». Las relaciones entre Moscú y Washington están plagadas de repetidas crisis, como la anexión de la península ucraniana de Crimea por parte de Rusia, el conflicto sirio o varias acusaciones de injerencia electoral, espionaje y ciberataques.

De acuerdo a lo informado por la agencia de noticias AFP, durante la presidencia de Donald Trump, las tensiones se incrementaron, entre otras cosas, por fin del tratado para la eliminación de misiles nucleares de medio y corto alcance (INF) y la retirada estadounidense del Tratado de Cielos Abiertos, acuerdos básicos para la seguridad internacional.

Sin embargo, las dos potencias consiguieron llegar a un acuerdo en enero, de último minuto, sobre la prórroga por cinco años del New Start, que se firmó en 2010 y que entonces amenazaba con expirar. Este acuerdo reavivó la esperanza de que el diálogo entre Washington y Moscú mejore tras la llegada de Biden al poder, aunque ambos países advirtieron que se mantendrían firmes en sus intereses nacionales.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados