Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Rolfi Montenegro
La patada de Krupoviesa al Rolfi Montenegro.

BOCA JUNIORS

A 15 años de la patada de Krupoviesa, el Rolfi Montenegro reveló un detalle que nadie sabía: «Digo que no»

El exjugador de River habló de la famosa acción que protagonizó con el futbolista de Boca.

A pesar de que no se trata de un lujo como un caño o un gol de gran calidad, la patada de Juan Krupoviesa al Rolfi Montenegro logró quedar en la historia de los Superclásicos. Aquel encuentro entre Boca y River quedó más marcado por esa acción que por el resultado final, que fue un empate por 1-1. El viernes 26 de marzo se cumplieron 15 años de aquel episodio y el exjugador del Millonario reveló un detalle: «Digo que no».

A pesar de lo que todos puedan llegar a pensar al ver el video de la patada, Montenegro dijo que no le dolió. «A mí me preguntan si me dolió la patada y digo que no. Para mí fue más dolorosa la caída porque en el aire giro y termino cayendo como cuando te caes de la bañadera que te patinás y te vas para atrás. Yo traté de saltarlo porque sabía que iba a tirarse al piso, aunque nunca imaginé que iba a ser a esa altura», señaló.

En una charla en TyC Sports, el exmediocampista ofensivo contó que decidió moverse en el momento previo a recibir el golpe para evitar alguna lesión grave: «Si no lo saltaba, por ahí me pegaba en la cintura». Y también aclaró que hubo una charla entre ambos: «Me ofreció disculpas y quedó todo bien. De más grande lo entendés, aunque en ese momento, por la calentura que generó esa acción, te vas un poco enojado».

La reacción de Krupoviesa

Por otro lado, Krupoviesa prácticamente ganó reconocimiento entre los hinchas del Xeneize meramente por esa patada. A pesar de haber integrado un plantel que ganó muchos títulos, lo primero que piensan todos los fanáticos cuando mencionan el nombre del lateral tucumano es en la famosa acción: «La gente de Boca me recuerda la fecha como si fuera mi cumpleaños, pero fue una circunstancia del partido y nada más».

El año pasado, le contaron al marcador de punta que hay muchos hinchas que tienen tatuada su patada al Rolfi Montenegro. Es decir, decidieron llevar en la piel para toda la vida ese cruel golpe que se dio en un Superclásico. Su reacción es totalmente entendible: «Jaja, sabemos lo que genera el hincha de Boca. Por ahí tirás un caño pero la gente de Boca necesita otra cosa. Por algo a Giunta le pedían huevo…».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados