Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Lanús

DEPORTES

«A llorar a la iglesia»: Lanús perdió el clásico, reclama los puntos y en las redes recordaron la frase de Nicolás Russo

Banfield se quedó con el clásico del sur pero Lanús protesta y reclama los puntos por la supuesta mala inclusión de un futbolista.

Así como Lanús es un club modelo en muchísimas cuestiones, deja bastante que desear en otros aspectos. Su enorme laburo en inferiores, en lo social, el saneamiento económico de la institución y el crecimiento enorme en los últimos 30 años lo llevaron a los grandes planos internacionales. Sin embargo, el Granate muestra su peor cara cuando pierde como pasó ayer ante Banfield en el clásico del sur. «A llorar a la iglesia«, como dijo Nicolás Russo.

Lanús no sabe perder, sus jugadores y cuerpo técnico son irrespetuosos con los árbitros. Cada vez que el Granate pierde un partido Luis Zubeldía termina cara a cara con un árbitro, lo mismo que Lautaro Acosta. Y ni hablar el presidente Nicolás Russo, que luego del encuentro salió a reclamar los puntos por la supuesta mala inclusión de un futbolista. Desde Banfield, están tranquilos.

¿Qué se protesta? La mala inclusión del futbolista Gregorio José Tanco, futbolista de 21 años que ingresó a los 37 minutos del segundo tiempo. El pibe del Taladro había sido expulsado la fecha anterior en el torneo de reserva, por lo cual debía cumplir una fecha de suspensión. Desde Banfield están tranquilos porque aseguran haber consultado al Comité de AFA, que dio el OK para que el futbolista juegue.

Lanús reclama los puntos

¿Por qué? AFA lo habilitó porque Tanco cumplió el partido de suspensión en reserva, en el clásico que Banfield y Lanús disputaron en la segunda categoria. Según las autoridades del club ganador del clásico, desde la máxima entidad del fútbol argentino le aseguraron que el futbolista no podía jugar en reserva. Pero que sí estaba habilitado para jugar el partido de Primera División.

Si desde el ente madre dieron el visto bueno para que juegue, no habría lugar a reclamo posible. La fecha se cumplió en el partido de reserva, aunque existan algunos grises en el reglamento. Lo cierto es que Nicolás Russo fue el mismo que dijo «a llorar a la iglesia», cuando River protestó por aquella semifinal de Copa Libertadores en la que el VAR fue un bochorno. Banfield 2 – Lanús 0.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados