Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Axel Kicillof

POLÍTICA

Axel Kicillof tras la declaración de Beatriz Sarlo: «Mi esposa no ofrece vacunas»

La escritora declaró ante la Justicia que su esposa, Soledad Quereilhac, fue quien le ofreció acceder al fármaco.

banner

La escritora Beatriz Sarlo declaró este miércoles ante la Justicia en el marco de la causa por el vacunatorio VIP en el Ministerio de Salud y reveló que fue Soledad Quereilhac, la esposa del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof quien le ofreció la vacuna contra el coronavirus. Sin embargo, el mandatario bonerense lo desmintió: «Mi esposa no ofrece vacunas».

«Es mentira. Es un ataque canalla a mi familia y a mi esposa. Nadie le ofreció nada a nadie por debajo de la mesa. Mi esposa no trabaja en mi Gobierno, no ofrece vacunas, menos todavía en esas condiciones. Mi esposa no se vacunó, tampoco mi suegra. Me vacune solo yo en el marco que todo el mundo sabe», aclaró Axel Kicillof en declaraciones con TN.

De todas formas, el gobernador bonaerense reconoció que hubo una idea de hacer una campaña de vacunación a famosos. «Carrió nos denuncia a mi y al Presidente por envenenamiento. Ese era el contexto. Necesitábamos que la gente se quiera vacunar. Por lo tanto, se me ocurre una campaña donde gente reconocida y famoso se sumaran y más todavía si no eran del oficialismo. Dije, en Villa Gesell en enero, que iba a utilizar 100 vacunas. Más arriba de la mesa no se me ocurre», sostuvo.

«La idea era sembrar confianza», insistió. Por eso, Axel Kicillof explicó que eligieron a Beatriz Sarlo porque «estábamos pensando referentes, entonces le comentamos al editor y le mandamos un mail». No obstante, aclaró que su «esposa no habla con Beatriz Sarlo hace 20 años» y que no es su amiga: «Se pensó en invitarla porque es una persona conocida y opuesta al Gobierno».

Por otro lado, el gobernador dijo que finalmente la campaña no se hizo. «Primero porque no llegaron todas las vacunas que esperábamos. En enero, íbamos a tener 5 millones de dosis. El segundo punto es porque salió la publicación en The Lancet y se dieron cuenta los que estaban en la campaña antivacunas y todos se querían vacunar», explicó sobre las razones. Así, insistió en que «si algo no pasó es que nadie le ofreció por debajo de la mesa, y menos mi mujer».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados