Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Beatriz Sarlo

ESPECTÁCULO

Beatriz Sarlo, sobre la polémica con Axel Kicillof: “El que metió a la esposa fue él”

La escritora volvió a hablar sobre la propuesta del gobernador de la provincia de Buenos Aires para vacunarse en el marco de una campaña de concientización.

Beatriz Sarlo estuvo este martes por la noche en A24 para dialogar con Luis Novaresio sobre la actualidad política nacional, y fundamentalmente sobre la polémica que tuvo con Axel Kicillof, cuando desde el gobierno de la provincia de Buenos Aires la invitaron a vacunarse en el marco de una campaña de concientización y ella terminó declarando como testigo en la Justicia. En ese sentido, declaró: “El que invocó a la esposa fue él. Él que metió a la esposa fue él”.

“Intercambiamos misivas de amor, vía judicial. Creo que ya está. Fue un conjunto de torpezas provocadas ni siquiera por el gobierno de la provincia, sino por allegados. No hubo otros casos. Si hubiera la idea de armar un vacunatorio VIP de intelectuales se hubieran conocido otros”, afirmó la escritora, que antes de que trascendiera la situación, había expresado que la invitaron a vacunarse “por debajo de la mesa”, lo que trajo mucha controversia.

Sarlo criticó “los desarreglos de la política actual, que dicen una cosa a la mañana, otra a la tarde”, y agregó: “Mi opinión de Axel no cambió. Es alguien que trasladó el estilo duro que proviene de la izquierda política. Es un estilo de discurso duro que quizás también necesite la política trasladado a una política hecha de arreglos y desarreglos”.

“Le dio buen resultado quizás porque la provincia necesita discursos más cortos, más duros y más sencillos. Nunca reflexioné sobre Kicillof y tampoco me ha dado ocasión para reflexionar. No es alguien interesante para la reflexión política. Nos carteamos documentos, yo creo que quedó ahí. Siempre publiqué las cartas que recibí, así que voy a publicar todo lo que me escriban”, manifestó.

Por último, explicó los motivos por los que rechazó vacunarse en el marco de esa campaña de concientización, que al final nunca se llevó a cabo: “Me hubiera desmayado de vergüenza si me hubiera vacunado. No vivo en Puerto Madero, vivo en Caballito. Me hubiera resultado imposible psicológicamente mirar a la señora del cuarto piso de mi edificio”.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados