Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
San Juan

VIDA & ESTILO

Bodegas, otra de las joyas del turismo en Catamarca

Durante el último medio siglo, se comenzó a elaborar vinos de muy buena factura en Catamarca.

Hace algunas semanas les contamos que Catamarca no sólo es bellos paisajes. En esta provincia, durante el último medio siglo, se comenzó a elaborar vinos de muy buena factura. Por eso en esta columna, en dos notas diferenciadas por zonas vamos a contarles que bodegas podes visitar. Recomendamos a quienes quieran hacer turismo en Catamarca que aprovechen cada centímetro de la tierra que pisan cada vez que visitan la provincia. En estas notas intentamos darles un pequeño pantallazo de cada localidad, pero cada metro catamarqueño guarda secretos maravillosos.

Vamos a comenzar este recorrido con Perro Guardián, según describe su página web “es un proyecto vitivinícola ubicado en San José de Tinogasta, un pueblito de altura que está a 12 kilómetros de la ciudad cabecera de Tinogasta (conocida, también, por su olivas y su riquísima “ruta del adobe”)”. Raúl Fidelio, quien fundó la bodega es un ingeniero foráneo que llegó hace más de una década desde su Rosario natal. Es Ingerniero Agrónomo y se asentó en Tinogasta para hacer vinos. La bodega, elabora las variedades malbec, bonarda, syrah, tanat y torrontés que salen con el nombre de Kamak. Si van a recorrer la bodega, no dejen de comer en el restaurante, tiene unos platos maravillosos.

La Bodega don Diego es otra de las emblemáticas de la zona y de Catamarca. Sus propietarios destacan que tiene tiene una «certificación orgánica en viñedo y elaboración». También está en Tinogasta, pero en la zona de Fiambalá , sobre la ruta 60. Fue bautizada en honor a Don Diego Carrizo de Frites quien introdujo las primeras uvas en Fiambalá, en 1702. El edificio esta construido en adobe y cuenta con una cava subterránea para 100 barricas. Pero eso no es todo, también tiene uno de los mejores restaurantes de la provincia.

Santa María, la capital del turismo en Catamarca, como no podía ser de otra manera, también tiene su bodega. Su nombre es Prelatura y hace referencia a los los padres Agustinos que trajeron las primeras vides a la zona. «La bodega se ubica a 3 kilómetros de Santa María que pertenece a los Valles Calchaquíes. Elaboran el vino Prelatura con uva Barbera y producen 70.000 botellas al año. Producen vinos de uva Torrontés, Malbec, Barbera, Cabernet Sauvignon y Syrah.Ubicación: Ruta Nacional N° 40, La Soledad a 3 km. de la ciudad de Santa María», cuenta el sitio Vinos y Pasiones , que se encargó de hacer un detallado estudio de la bodega.

Por último, al menos por esta columna, les presentamos a Cabernet de los Andes En el 2002 la bodega con Carlos Arizu que fundó la empresa con su exsocio con Pedro Vicien.La bodega produce vinos orgánicos y biodinámicos y sus viñedos están a una altura de 1790 metros sobre el nivel del mar. Realizan un vino con el nombre de Plenilunio que es el que se cosecha a la luz de la luna.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados