Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Dady Brieva

ESPECTÁCULO

“Destilaban su odio y deseaban la muerte”: Dady Brieva y un repudio generalizado que cada vez lo complica más

El humorista está en el centro de las críticas nuevamente.

“Destilaban su odio y deseaban la muerte”: Dady Brieva y un repudio generalizado que cada vez lo complica más. El humorista es visto de reojo por su condición de kirchnerista como Diego Brancatelli y Pablo Echarri. Realmente no tiene respiro. En los primeros dos meses del 2021 recibió una innumerable cantidad de insultos y agresiones.

Hay dos teorías para explicar por qué Brieva es tan rechazado por un sector de la sociedad. Uno se sostiene por la grita política que atraviesa nuestro país. Él es un confeso seguidor del Gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner. Por eso, a la hora de debatir suma haters en su contra a partir de la confrontación constante.

Por otro lado, y este es uno de los motivos que mayor fuerza tiene, es por las desafortunadas frases que dice en algunas ocasiones. En su mayoría, quienes no las soportan dicen que atentan contra las personas. Por ejemplo, cuando aseguró en su programa radial que tenía el deseo de atropellas manifestantes opositores con un camión.

Con este tipo de declaraciones el humorista se llegó a transformar en el centro de las críticas en Twitter, donde se convirtió en tendencia nacional en más de una oportunidad. Incluso llegó a ser denunciado ante la Justicia por “incitar a la violencia colectiva”. Por eso, este fin de semana, le reprocharon una actitud al presidente y remarcaron esta faceta de Dady.

“Albertitere/Alverso/Aumento Fernandez @alferdez no te vi tan indignado cuando Hebe, D’Elia, DADY BRIEVA y otros personajes destilaban su odio y deseaban la muerte… así que cállate la boca y aprendé a leer. IMPRESENTABLE!”, redactó la cibernauta Jimena Rosano. Ahora bien, ¿hasta cuándo se seguirá hablando de Brieva? Por ahora, por largo rato…

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados