Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
River

RIVER PLATE

Gallardo quería que se quede, pero se fue de River y ahora se arrepintió: “A veces tomamos decisiones erróneas”

Hoy en día su presente está en el ascenso argentino.

Si algo demostró Gallardo a lo largo de sus casi siete años como entrenador de River es que tiene una enorme capacidad para reinventarse a pesar de la partida de jugadores importantes. Si bien se vive un clima muy ameno adentro del Millonario son varios los que decidieron marcharse en busca de nuevos objetivos. Sin embargo, muchos de ellos se terminan arrepintiendo, y hay uno en especial que dejó en claro que los futbolistas “A veces toman decisiones erróneas.

Julio Chiarini fue uno de los primeros nombres que se sumaron al club de Núñez desde que el Muñeco asumió como entrenador. Fue parte del plantel que consiguió la Copa Sudamericana 2014 y la Libertadores 2015, y bien era suplente de Marcelo Barovero, tuvo varias oportunidades para jugar y mostrarse. En el 2016 el arquero decidió partir en búsqueda de más minutos, y fue así que se convirtió en jugador de Sarmiento de Junín, algo de lo que hoy en día se arrepiente.

“Cuando me fui de River Gallardo me dijo ‘¿a dónde te vas?’. A veces tomamos decisiones erróneas. De la forma en que me entrenaba y como nunca me lesioné podía haber seguido hasta hoy en River. Siempre estoy agradecido con Gallardo por el llamado. Estaba en un gran momento de Instituto, pero no creía que me podían llamar de River”, explicó el cordobés, que hace dos años tomó la decisión de retirarse, aunque hace algunos días volvió al ruedo y firmó contrato con Sol de Mayo, equipo del ascenso.

Al mismo tiempo, el guardameta explicó el secreto de Gallardo para sacar la mejor versión de cada futbolista. “A Marcelo cuando te habla vos le crees y es por eso que saca lo mejor de cada jugador y además tiene un gran cuerpo técnico que lo acompaña”, explicó Chiarini, que a pesar de tener una espina clavada por haberse ido de River, ahora tiene la mirada puesta el presente, con el compromiso de dar lo mejor de sí adentro de una cancha.

“Tuve momentos que me bajoneé mucho. Por eso también dejé de jugar. No lo pensé bien y dejé. En su momento me retiré porque no estaba siendo feliz jugando al fútbol. Esta vuelta al fútbol fue un poco inesperada. Estaba trabajando, entrenando arqueros en mi pueblo y recibí el llamado de los dirigentes de Sol de Mayo para volver a jugar”, concluyó Chiarini, que a sus 39 años quiere terminar su carrera feliz y conforme con lo realizado adentro de la cancha.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados