Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Birmania

MUNDO

Golpe de Estado en Birmania: Aung San Suu Kyi fue acusada por dos nuevos delitos

La inculpaban por quebrantar normar comerciales y sanitarias. Ahora está procesada por infringir una ley de telecomunicaciones y por «incitación al desorden público»

Aung San Suu Kyi, ya procesada por violar oscuras normas comerciales y sanitarias, fue acusada el lunes de otros dos delitos, mientras el país sigue bajo tensión tras la jornada de represión más mortífera desde el golpe de Estado en Birmania. La premio Nobel de la Paz está ahora procesada por violar una ley de telecomunicaciones y por «incitación al desorden público», dijo a la AFP uno de sus abogados Nay Tu, tras la audiencia, a la que Suu Kyi asistió por videoconferencia.

Ya había sido acusada de importar ilegalmente walkie-talkies y de incumplir las restricciones por el coronavirus, unos motivos considerados extravagantes por los observadores internacionales. Incomunicada desde su detención, estaba «al parecer en buen estado de salud», dijo su abogado principal, Khin Maung Zaw, que vio a su cliente por videoconferencia por primera vez y aún no se le ha permitido reunirse con ella. El 15 de marzo está prevista una nueva vista.

Las nuevas acusaciones se producen al día siguiente de una jornada de represión particularmente sangrienta. Al menos 18 personas murieron el domingo, según Naciones Unidas, basándose en «información creíble». La AFP pudo confirmar por el momento, a partir de fuentes independientes, diez muertos, pero algunos informes hablan un número de víctimas aún mayor que el anunciado por la ONU.

A pesar del temor a las represalias, los manifestantes volvieron a salir a la calle el lunes. Cerca de la tristemente célebre prisión de Insein, en Rangún, las fuerzas de seguridad dispararon contra los manifestantes que protestaban por las detenciones del día anterior, según una transmisión en directo en las redes sociales, informó AFP.

Por el momento no fue posible determinar si los disparos se realizaron con munición real o con balas de goma. «Estamos unidos», coreaban los manifestantes. En otras partes de la capital económica, algunos manifestantes levantaron barricadas improvisadas con maderas, sofás o palos de bambú para protegerse.

La policía disparó balas de goma en un intento de dispersar a algunos de ellos, según medios locales, que señalan que hubo varios heridos. Tras casi un mes de movilización prodemocrática con manifestaciones diarias y una campaña de desobediencia civil, la respuesta de las autoridades fue especialmente sangrienta el domingo.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados