La Legislatura porteña aprobó un convenio inmobiliario del Ejecutivo y la oposición acusa a Rodríguez Larreta de «vender leyes»

Como contraprestación los empresarios deberán abonar a la Ciudad 2,5 millones de dólares