Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Luis Miguel Etchevehere

SOCIEDAD

Pidieron la indagatoria de Luis Miguel Etchevehere por “violencia de género” contra su hermana Dolores

También serán sometidos a declaración judicial su madre y sus hermanos.

El fiscal federal Federico Delgado dictaminó este jueves que Dolores Etchevehere, la hermana del exministro Luis Miguel Etchevehere, fue víctima de una “asfixia económica” por parte de su familia, sufrió “violencia de género” y, por ello, pidieron al juzgado federal la indagatoria de todos los hermanos e incluso de la madre. Es en torno a la disputa familiar impulsada por un desalojo radicado en uno de los campos y la estancia Casa Nueva, a fines del año pasado.

El fiscal consideró que la investigación debe salir de los tribunales penales ordinarios de Entre Ríos, donde estalló el conflicto, y pasar a la Justicia Federal, donde –supuso– habrá mayores garantías de imparcialidad para tratar los reclamos de Dolores Etchevehere, publicó la agencia NA. La hermana mujer de la tradicional familia entrerriana, estrechamente vinculada con la sociedad Rural Argentina y de fuerte presencia en la actividad económica vinculada con actividades agropecuarias, “no ha tenido la posibilidad de vivir sin pedir permiso”.

“La razón de ello estriba en que no pudo acceder plenamente al proceso sucesorio de su padre y tampoco pudo ejercer el derecho a peticionar a las autoridades para que los jueces provinciales respondan concreta y específicamente a sus pretensiones”, evaluó el fiscal. A su vez, Delgado le recomendó al juez federal Daniel Rafecas, en un dictamen de unas 30 páginas, que envíe las actuaciones a un magistrado federal de Entre Ríos porque consideró que la mayor parte de los hechos denunciados ocurrieron en esa provincia.

“Los elementos aportados por Dolores Etchevehere y el devenir de los expedientes judiciales explican el significado material de los fracasos de aquella a la hora de reclamar protección institucional. Es que los sucesos son autónomos, pero están conectados. Tienen que ver con el funcionamiento institucional de algunas oficinas de aquel estado que, si por un lado acoge formalmente las peticiones de la denunciante, paralelamente despliega mecanismos de persuasión para disuadirla de sus propias peticiones y se traducen en una asfixia económica capaz de cercenar la chance de auto determinarse de Dolores Etchevehere”, sostiene el dictamen.

La mujer denunció que sufre “una estrategia sostenida sistemáticamente por sus hermanos y su madre, Leonor Barbero Marcial, para despojarla de sus derechos hereditarios mediante una serie de actos que convergen, básicamente, en su asfixia económica”. “En ciertos momentos no tuvo dinero para darle de comer a sus hijos ni para realizarse una intervención médica en el año 2010. Explicó que nunca estuvo bancarizada, que nunca recibió dividendos de las empresas familiares ni venta de los campos”, resaltó el escrito.

El dictamen abrió la posibilidad de que Dolores Etchevehere no sea la única víctima de ese tipo de conductas que les atribuye a su madre y hermanos: «Conforme las expresiones vertidas, no sería la primera mujer de la familia en atravesar una situación de discriminación económica en razón de género, pero si la primera en reaccionar ante estas situaciones, identificando por ello el pago de altos costes por reivindicar su individualidad en oposición a las etiquetas, los roles y los estereotipos de género».

Delgado se basó para ello en informes psicológicos de instituciones especializadas en violencia de género. “La conclusión de las psicólogas es singular cuando analizan el impacto de la biografía de la denunciante en sus condiciones de vida. Se identifica una situación de alarma permanente ante las amenazas de ser ‘aniquilada’, lo cual ha repercutido en pérdidas significativas de cualquier otro proyecto vital, tanto retrospectiva, como prospectivamente”, expresó.

Para el fiscal, “existe el grado de sospecha que exige (la convocatoria a indagatoria) para requerir explicaciones a Luis Miguel, Juan Diego y Sebastián Arturo Etchevehere y Leonor Barbero Marcial porque la situación de asfixia económica a la que es sometida Dolores infringe las previsiones contenidas en la ley de protección integral de la mujer”.

Dolores Etchevehere –según el dictamen– “es sometida a un mecanismo de intimación derivado del uso particular del sistema institucional, para torcer su voluntad y que, en consecuencia, producto de la asfixia económica suscribió un acuerdo privado de división de bienes independientemente de las previsiones del Código Civil y Comercial en materia sucesoria”. Ahora, el juez Rafecas deberá ahora resolver si suscribe los términos del dictamen y, en ese caso, remitirá el expediente a la Justicia Federal de Entre Ríos, con la imputación concreta contra los hermanos Etchevehere y la madre de todos.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados