Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
coronavirus

SOCIEDAD

Segunda ola: la tragedia domina la escena y su protagonista es Argentina

Al mismo tiempo en el cual el coronavirus sacude al mundo desarrollado, en la Argentina los gobernantes parecen creer que timonean el Argo, en tanto sus pasajeros, en su mayoría, aplauden mientras la nave zozobra.

(José De Álzaga).- El panorama mundial vuelve a ensombrecerse ante el avance de la tercera ola de coronavirus en Europa. En algunos países, como España, sería la cuarta, pero esta vez advierten que es más agresiva. La Organización Mundial de la Salud alerta sobre la importancia de no relajar las medidas para evitar contagios. Argentina, de cara a la segunda ola, mira de reojo.

En Francia, Italia y Alemania –todas primeras potencias-, ha vuelto el confinamiento parcial de la población suspendiendo las aperturas que se habían otorgado, en un contexto en el cual los expertos hablan ya de un “crecimiento exponencial” de casos.

Mientras todo esto sucede en el mundo desarrollado, en la Argentina los gobernantes parecen creer que timonean el Argo, aquella mitológica nave que iba en busca del Vellocino de Oro. Pero esto no es el Argo a pesar de que Cristina Fernández piense que es la diosa Atenea que le ayudó al carpintero de Tesalia –en este caso el presidente Alberto Fernández– a construir la nave. En el caso argentino, además, el Vellocino está esquilado y realmente es un carnero, según diría la mitología popular argenta.

Este prólogo es la alegoría la tragedia que domina la escena, donde sus protagonistas se cambian de máscaras mientras las sombras del inframundo los van cubriendo y ellos como la orquesta del Titanic quieren que la música continúe, con el agravante de que los pasajeros –todos los ciudadanos- en su mayoría aplauden mientras la nave zozobra.

¿Cuáles son las preocupaciones que tiene este gobierno ante el drama mundial? ¿Es que acaso creen que esta es la Argentina “Año verde” en los ’30 cuando mientras la Europa se desangraba con la Gran Guerra aquí se acaudalan millones?

No hay nada de eso, sino la turbadora realidad de un gobierno carente de reflejos, mientras Europa se cuida, se blinda y se organiza como si fuera la tercera guerra mundial para superar esta pandemia que amenaza estar presente un prolongado tiempo más.

Precisamente el tiempo es lo que están desperdiciando en este país donde nadie toma las decisiones correctas teniendo el diagnóstico meses antes y las vacunas fabricándose en Argentina pero exportándose a Estados Unidos. Un gobierno nacional y popular, que le dicen.

En un mundo que cabe en la mano gracias a la tecnología no existen excusas para no anticipar los tiempos. Hoy ya no se puede hablar de “lo que viene” porque todo es inmediato, lo único retrasado ahora son las mentes incapaces de leer, analizar y tomar las medidas necesarias.

La oportunidad para cambiar el rumbo y mostrarse como un gobierno de avanzada es histórica porque ni siquiera hay que adivinar qué es lo que viene. Ya está en la primera plana de los periódicos internacionales, detallado, con estadísticas, con medidas preventivas. Sólo tendrían que saber leer.

El país navega al garete, el timonel parece haber abandonado su puesto, la peste asuela a la tripulación que carece de un líder que conduzca un amotinamiento… y el iceberg, inmutable y gigantesco se dirige directo hacia la quilla. Parafraseando al Gabo, es ni más ni menos que la “Crónica de un desastre anunciado”.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados